Actualidad
Artículos divulgativos

La tristeza. Una Emoción Necesaria


La tristeza es una emoción de las consideradas negativas por nuestra sociedad. La mayoría de nosotros nos pasamos la vida intentando huir de ella, así nos inventamos numerosas actividades, distracciones para no experimentarla; pero de alguna manera, siempre queda ahí presente. Otros en cambio, “abusan” de ella, es decir, ante cualquier vicisitud se encuentran tristes, lloran y se “hunden”. ¿Cómo sería entonces la manera más sana y saludable para experimentarla tras un Tubo Gástrico?

Función de la tristeza

La tristeza es una emoción que nos indica una falta, una carencia, nos está señalando que ha habido una pérdida de algo que considerábamos importante: una ilusión, una expectativa, un vínculo… Es una emoción que nos lleva a mirarnos a nosotros mismos, a ser introspectivos, a recogernos y escondernos “debajo de una manta”. Nos manda el mensaje de: “Ojo ahora toca conservar las fuerzas y refugiarte en ti y a pedir ayuda a las personas cercanas”. Es la emoción que mas nos lleva a intimar con nosotros mismos y con los demás. Si hiciéramos un paralelismo con lo físico, sería como tener una “gripe emocional”.

Es una emoción muy silenciosa, nos lleva a gastar el mínimo de energía, a no realizar grandes esfuerzos, a intentar pasar desapercibidos. Nos experimentamos frágiles y débiles.

¿Qué ocurre cuando no nos permitimos estar tristes?

  • No descansamos. Seguimos agotando nuestra energía a pesar de estar con poca, porque no nos hacemos caso.
  • No somos capaces de pedir ayuda.A la larga nos quedamos con una sensación de mayor fragilidad, porque nos quedamos con la sensación interna de que nadie nos puede ayudar, que nos tenemos que solucionar los problemas nosotros solos.
  • Vamos arrastrando un estado de fragilidad. Al no permitirnos caer, vamos sosteniéndonos “como podemos”, con lo que alargamos nuestro estado de debilidad durante mucho más tiempo. Algo parecido a lo que ocurre cuando curamos bien un resfriado o una lesión.
  • Puede se experimentada como una situación traumática.La tristeza queda grabada dentro de nuestro inconsciente como un asunto que no nunca resolvimos, que nunca afrontarnos. En un futuro (puede ser muchos años) si se acumula con otras emociones no experimentadas, y en una época de mucha fragilidad, puede salir a la luz de una manera dolorosa y abrupta.

Sin embargo, como comenté al principio del artículo, hay que dejar claro que también hay personas que se “enganchan” con la tristeza, que siempre están llorando, quejándose, mostrándose débiles e incapaces. Lo que suele ocurrir a estas personas que cualquier emoción que no sea tristeza acaban convirtiéndola en tal. Es decir, por ejemplo, en lugar de sentir rabia y cabrearse tras una discusión, se ponen a llorar.

Por ello es importante, tomar consciencia de que emoción estamos experimentando, si realmente estoy triste, o no, y dejarse llevar por dicha emoción.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Como psicólogo de Clínica Obésitas, lo primero es mandar un mensaje de apoyo a todos nuestros pac...
17 Mar 2020
Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020
ortorexia
La ortorexia es un trastorno alimentario que se caracteriza por la obsesión de comer comida conside...
26 Jul 2019