Actualidad
Artículos divulgativos

  • Doctor en Medicina y Cirugía.

  • Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.

  • Cirujano Jefe / Director Clínicas Obesitas.

Melanoma: qué es y cómo prevenirlo


  • Doctor en Medicina y Cirugía.

  • Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.

  • Cirujano Jefe / Director Clínicas Obesitas.

El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que aparece en las células responsables del color de la piel, los melanocitos. De todos los cánceres de piel, el melanoma es el más grave. Un problema asociado es el hecho real de que por modas e imperativos sociales cuando llegan los meses de verano queremos presentarnos con una piel morena y es el exceso de exposición al sol una de las causas determinantes del aumento de incidencia de este tipo de cáncer.

Melanoma, qué es y como prevenirlo

Entre los factores implicados en la aparición del melanoma, están los factores genéticos que no podemos modificar y otros factores sobre los que sí podemos actuar y que los llamamos factores ambientales.

Casi el 10% de las personas con melanoma presenta antecedentes familiares de la enfermedad y estudios recientes han puesto de manifiesto que ciertos genes se encuentran “lesionados” en las células tumorales de los pacientes con este tipo de tumor. Parece ser que la causa de esta lesión del ADN es la luz solar si bien algunos de estos cambios también podrían ser hereditarios.

¿Cuáles son los factores ambientales que se asocian a la aparición de melanomas y que debemos controlar?

Lunares (nuevos)

Casi la totalidad de las personas presentan lunares y la mayoría de ellos son inofensivos.
Los lunares normales por lo general son manchas de color café, pardo o negro, redondas u ovaladas y planas o abultadas.
Debemos sospechar de aquellos lunares que cumplen la regla del ABCD:

  • Asimetría: Es una masa asimétrica.
  • Bordes irregulares: La masa tiene bordes rugosos.
  • Color: El color de la masa no es uniforme. Puede tener diferentes tonalidades de café pardo, negro, rojo, azul o blanco.
  • Diámetro: La masa puede ser mayor de 6 milímetros, aunque algunos melanomas pueden ser más pequeños

Piel blanca

El melanoma es más común en las personas de piel blanca y cabello rubio o pelirrojo.

Radiación ultravioleta (UV)

La exposición excesiva a los rayos ultravioleta del sol es responsable de las dos terceras partes de todos los casos de melanoma. Los dispositivos de bronceado artificial incrementan el riesgo de manifestar melanoma.

Quemaduras de sol severas

Las personas que se han expuesto en ocasiones a una intensa radiación UV tienen mayor riesgo de melanoma que aquellas que se han expuesto de forma constante, pero con niveles bajos de exposición, aún si la dosis general de UV es la misma. Las quemaduras más nocivas son las que tienen lugar durante la infancia o adolescencia.

¿Qué podemos hacer para prevenir la aparición de melanoma?

En primer lugar, es importante limitar la exposición a la radiación UV y evitar severas quemaduras de sol para ello, se debe evitar permanecer al sol las horas donde los rayos UV del sol son más fuertes, entre las 10 a.m. y las 3 p.m.
Los protectores solares con un factor de protección (SPF) de 30 o más, ofrecen una protección alta contra las quemaduras del sol, pero no deben usarse como excusa para una exposición solar prolongada.

Evitar las máquinas de bronceado artificial, pues existe una evidencia amplia y creciente que indica que éstos emiten radiación UV, que puede lesionar la piel e incrementar el riesgo de manifestar melanoma.
Durante la infancia se deben tomar medidas de precaución apropiadas para proteger de forma adecuada a los niños de la excesiva exposición solar.

La Academia Americana de Dermatología recomienda:

  • Usar un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar de 15 o superior.
  • Usar protector solar para cualquier tipo de exposición mayor a 20 minutos.
  • Aplicar protector solar de 15 a 30 minutos antes de la exposición, sobre todo en la cara, orejas, manos, brazos y áreas no cubiertas por la ropa.
  • Aplicar el protector cada 2 horas de exposición.
  • Usar sombreros y otras prendas protectoras, además del protector solar para una protección adecuada.
    Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
    Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

    Deja un comentario

     Acepto la política de privacidad

    Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

El alimento principal para alimentar a nuestras bacterias intestinales es la fibra soluble, ya que e...
3 Jul 2018
Dos datos muy significativos: En España, el 26% de la población infantil tiene sobrepeso y el 14% ...
11 Nov 2015
Perder peso para siempre, es posible y relativamente sencillo. El convencimiento, la constancia y el...
29 Abr 2015