Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

¿Cómo manejar los límites emocionales en obesidad?

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
Psicóloga de la Obesidad

Los límites son las maneras que tenemos de poner distancia con el otro. También hacen referencia a lo que sí y a lo que no se puede. Es decir, si alguien hace algo que no nos gusta o nos molesta podemos ponerle un límite para expresarle nuestro malestar y que no lo haga más (o bien dejar que lo haga)

La cuestión de los límites en la obesidad es uno de los temas más recurrentes que observamos en consulta. Seguramente, la mayoría de los lectores se estarán preguntando ¿qué entendemos por límites en la obesidad? Justamente es esto lo que pretendemos aclarar en este artículo y que los lectores comprendan el papel crucial que juegan en el desarrollo y mantenimiento de la obesidad y también del sobrepeso.

¿Qué son los límites?

En psicología y en las relaciones humanas los límites son las maneras que tenemos de poner distancia con el otro. También hacen referencia a lo que sí y a lo que no se puede. Es decir, si alguien hace algo que no nos gusta o nos molesta, podemos ponerle un límite para expresarle nuestro malestar y que no lo haga más (o bien permitir que lo haga). Por otra parte, los límites propios nos indican que hay cosas que no nos sientan bien, que se escapan de nuestras capacidades o que traspasarlos nos puede dar consecuencias negativas. Así por ejemplo, si yo no tengo mucha experiencia nadando y me tiro de un barco en mitad del océano, es evidente que no estoy respetando mis propios límites o limitaciones.

límites emocionales en obesidad

La dificultad de decir No

Muchas personas obesas experimentan grandes dificultades en poner freno a acciones de los demás y que no les sientan bien. En lugar de ello, la persona se siente invadida, agredida, no tenida en cuenta y “se come” su enfado, su frustración, su malestar. Y al no poderlo expresar hacia fuera, hacia el otro, la persona puede “pagar” dicha frustración y malestar comiendo. Es una manera de calmarse y también puede ser de agredirse, de hacerse daño a sí mismo. Ya que la rabia si no sale hacia fuera va hacia dentro, hacia uno mismo.

Poniendo límites a través del cuerpo

Aunque no seamos conscientes, la obesidad es una manera inconsciente de poner límites al otro. Por un lado, escuchamos de algunos pacientes que al adelgazar contactan con su miedo a ser mirados con deseo, a “entrar de nuevo al mercado”. Así pues los límites en la obesidad pueden hacer referencia a un miedo al contacto amoroso y sexual, a ser mirados y deseados.

Pero los límites en la obesidad también pueden indicar un miedo al contacto íntimo con el otro. Algunos profesionales utilizan la metáfora de la alcachofa, dónde la obesidad sirve de protección a un corazón sensible y blandito.

No aceptar los límites: comiendo sin límite

Hay un perfil de personas obesas que no quieren saber nada de los límites. No soportan que nadie ni nada les marque ninguno. Se refugian pues en un supuesto placer que casi no tiene fin. Suelen ser personas que llevan mal que le pongan limitaciones en su vida, devoradoras de todo tipo de sensaciones y vivencias, pero en el fondo, lo que suele aparecer es una gran sensación de vacío y carencia; que intenta apaciguar con muchas sensaciones, con tener y tener…

Los límites y la rebeldía

Los límites en la obesidad también pueden hacer referencia a una rebeldía muchas veces oculta. Es decir, si todo el mundo quiere que la persona baje peso, se alimente mejor… y esa persona está enfadada con el mundo; pues que mejor manera de rebelarse que comiendo y engordando. Este mecanismo es inconsciente y lamentablemente la persona paga esta rebeldía con un hacerse daño a sí mismo.

La Obesidad como fuente de límites

Por último, los límites en la obesidad suelen ser más grandes y limitantes que en personas con normopeso. Es decir, la persona obesa se ha de enfrentar a una serie de límites muy importantes, como la dificultad de realizar ejercicio intenso, menor movilidad, mayor cansancio, tener enfermedades (algunas de ellas pueden ser graves), afectación en las relaciones sociales y de pareja, y un largo etcétera.

Este aspecto es el que suelen referir los pacientes y es importante que consigan darse cuenta de cómo su vida está mermada. Ya que la conciencia de estos límites hará que la persona se plantee un cambio, un cambio de estilo de vida, una cirugía,…

los comentarios están cerrados

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBÉSITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Clínica tratamiento obesidad

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This