Actualidad
Artículos divulgativos

6 Mitos del Bypass Gástrico: Enfoque nutricional


A continuación, desmitificaremos 6 mitos del Bypass Gástrico con un enfoque nutricional, que suelen ocasionar dudas en aquellos pacientes ya operados o que están pensando en realizarse esta técnica quirúrgica de reducción de estómago.

Si desea conocer otros mitos y verdades del Bypass Gástrico, con un enfoque clínico-médico o psicológico-emocional, consulte los siguientes artículos:

6 Mitos del Bypass Gástrico:

1- Tendré déficit de muchas vitaminas tras un Bypass Gástrico.

No son pocos los pacientes que temen que tras la operación de Bypass Gástrico puedan tener déficit de muchas vitaminas y con ello, llegar a tener algún trastorno nutricional que afecte a su salud. Es cierto que hay que realizar controles analíticos de manera periódica para el control de distintos parámetros nutricionales, puesto que en las operaciones de Bypass Gástrico se produce una malabsorción parcial y controlada de algunos nutrientes (grasas, azúcares y posiblemente hierro, cinc, vitaminas A, D, K, B12, ácido fólico, u otras). Pero si el paciente toma las vitaminas pautadas por el especialista experto en cirugía bariátrica, no tiene porqué presentar déficit de dichas vitaminas. Y, además de tomar los suplementos vitamínicos pautados, también se pueden obtener vitaminas y minerales mediante la alimentación, sobre todo con verduras, carnes, pescados, huevos, etc.

Por otra parte, la técnica del Bypass tipo SADIS ofrece la ventaja de tener una menor posibilidad de problemas en la absorción de vitaminas y minerales, gracias a que conserva el estómago.

2- Tendré intolerancias de muchos alimentos después del Bypass Gástrico

Cuando un paciente es operado de Bypass Gástrico, debe realizar una dieta progresiva en la cual va introduciendo poco a poco nuevos alimentos, según su textura y consistencia. De esta manera, además de ir adaptando progresivamente al estómago a la digestión de estos alimentos, va comprobando la buena tolerancia de cada grupo de alimentos. Los alimentos que suelen presentar algún grado de intolerancia las primeras semanas después de la intervención son: embutidos grasos, carnes rojas a la plancha o secas, arroz tipo paella (seco), frutas con piel o verduras muy filamentosas (como lechuga o alcachofa) o algunas legumbres con piel (lentejas).

Sin embargo, aunque estos alimentos puedan presentar intolerancia al principio, es importante que los pacientes vuelvan a probar estos alimentos pasados 30-40 días, puesto que la mayoría de las veces al cabo del tiempo se vuelven a tolerar estos alimentos. De manera que al cabo de los meses tras la cirugía, los pacientes suelen tolerar todo tipo de alimentos. Pero deben tener en cuenta que, alimentos muy grasos o con mucho azúcar pueden provocar deposiciones blandas en los pacientes operados de Bypass Gástrico, debido a la malabsorción intestinal.

 

3- Perderé peso excesivamente tras la operación de Bypass Gástrico

Con una operación de Bypass Gástrico los pacientes suelen perder entre el 65 y 80% del exceso de peso que presentan. La mayor pérdida de peso se produce en los primeros 8-10 meses post-quirúrgicos, y en los siguientes meses suele producirse pérdidas de peso muy lentas. Pero una vez el paciente llega a un índice de masa corporal (IMC) que su cuerpo considera adecuado, éste por sí sólo dejará de perder peso y se mantendrá estable. Sólo en el caso de realizar ejercicio físico excesivo, o llevar una mala alimentación o insuficiente, el paciente puede perder peso excesivamente, pero es muy raro que se produzca.

 

4- Tendré limitaciones para hacer ejercicio físico después del Bypass Gástrico

De ninguna manera. Tras una operación de Bypass Gástrico, siempre recomendamos que durante el primer mes post-quirúrgico los pacientes anden una hora diaria, aumentando progresivamente la intensidad, distancia recorrida y velocidad. Durante este periodo también pueden utilizar la cinta o bicicleta estática, dependiendo del hábito previo de ejercicio físico que tenga el paciente. Una vez pasa el primer mes o mes y medio, es importante que los pacientes realicen otro tipo de actividad física más intensa, sobre todo ejercicios de tonificación muscular para que la pérdida de peso sea en mayor proporción a cuenta de la masa grasa, manteniendo o aumentando de esta manera el porcentaje de masa muscular, que permitirá perder más peso y tener un menor volumen corporal.

 

5- Comeré tan poca cantidad de comida, que no hará falta que cocine nada  

Esto nunca debe ocurrir. Es cierto que los pacientes operados de Bypass Gástrico comen menor cantidad de alimentos, sobre todo los primeros meses post-quirúrgicos. Pero por ese mismo motivo, los platos que se consuman deben estar muy bien preparados y procurar que contengan todos los nutrientes necesarios con su ingesta. El plato ideal del paciente operado de Bypass Gástrico, debe contener siempre una buena proporción de algún alimento proteico (pescados, huevo, carnes, legumbres o queso), así como verduras u hortalizas (ya sean cocidas o crudas, en una ensalada); y en menor proporción, pueden contener alimentos ricos en hidratos de carbono (patata, quinoa, arroz, pasta, pan integral…). Además, es importante que los pacientes saboreen y disfruten la ración de alimento que consuman ¡Nunca hay que descuidar tus platos!

 

6- Podré comer toda la bollería, dulces y alimentos grasos que quiera tras un Bypass Gástrico

Como comentamos anteriormente, la técnica del Bypass Gástrico produce una malabsorción intestinal de grasas y azúcares. De manera que si un paciente consume una cantidad considerable de alimentos muy grasos o de dulces, puede tener diarreas o deposiciones blandas, así como molestias intestinales. De todas maneras, el consumo de este tipo de alimentos no solo está desaconsejado por ese motivo. Tampoco son recomendables porque son alimentos que contienen calorías vacías, esto quiere decir que tienen muchas calorías en su composición, pero que no aportan nutrientes a nuestro cuerpo. Además, son alimentos que pueden perjudicar nuestra salud y, aunque el paciente esté operado de una cirugía de obesidad, si se consumen muy habitualmente puede impedir una adecuada reducción del peso, y a largo plazo incluso puede provocar que el paciente recupere el peso perdido. Por ese motivo, la bollería, dulces y alimentos muy grasos deben evitarse.

 

Recomendamos leer los siguientes apartados para mayor información de utilidad a los pacientes:

 

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Como psicólogo de Clínica Obésitas, lo primero es mandar un mensaje de apoyo a todos nuestros pac...
17 Mar 2020
Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020
Crear hábitos saludables es un proceso que requiere mucho tiempo, paciencia dedicación y mucha mot...
31 Ene 2020