Actualidad
Artículos divulgativos

Sensación de impotencia, querer y no poder


En numerosas ocasiones nos planteamos metas y objetivos que nunca llegamos alcanzar. Lo intentamos una y otra vez, y siempre nos quedamos con la sensación de impotencia, de toparnos con la misma pared, y nos parece una situación irresoluble (“Por mucho que haga no hay manera”). Esto no es aconsejable para la preparación de un Tubo Gástrico.

La pérdida o estabilidad de peso suele ser una de estas áreas. Deseamos bajar, es posible que lo consigamos pero, o bien no conseguimos bajar lo esperado, o bien acabamos volviendo a recuperar lo perdido o incluso más.

Para tener éxito es necesario que analicemos una serie de puntos:

La motivación que tengo para el cambio

Para conseguir una meta, es imprescindible que ese asunto sea prioritario en nuestra escala de valores. Si queremos regular nuestros hábitos alimentarios, hemos de ser consciente que esto ha de ser una prioridad en nuestra vida, y tendremos que poner nuestras fuerzas, nuestro tiempo, nuestra atención en dicha área. Si pretendemos seguir igual con nuestra vida, sin renunciar a nada, lo más seguro que ese proceso tarde o temprano, fracase.

Aspectos que frenan

Solemos decir que “nos da pereza” seguir o comenzar ese hábito. Muchas veces detrás de esta pereza, pueden haber miedos, inseguridades, no querer dejar ciertos hábitos ya instaurados desde hace tiempo… Por ejemplo, el llevar una vida activa, puede suponer tener que ir a un gimnasio dónde los demás “nos ven”, o puede suponer dejar de “atiborrarse” todos los días a chocolate (y esto puede ser una de las pocas motivaciones que tenemos a diario).

Limitaciones personales

También puede ocurrir que a veces nos proponemos objetivos o metas que no son alcanzables., o por lo menos no lo son por nosotros mismos. Entonces es obvio que siempre vamos a sentirnos frustrados. En este caso, hemos de preguntarnos si este objetivo es alcanzable y si hemos pedido toda la ayuda posible en nuestra mano. Y esto enlazaría con el siguiente punto.

Soluciones ya intentadas

La mayoría de las personas solemos aplicar las mismas soluciones una y otra vez ante el mismo problema, a pesar de darnos cuenta de que esa vía no resuelve. Es como si pensáramos que la próxima vez si que funcionará, con la consecuente sensación de frustración e impotencia. Por ello, si ya hemos adoptado una misma vía de solución varias veces y no ha tenido los resultados esperados, sería interesante plantearnos modificar dichas soluciones o buscar vías totalmente distintas. Muchas veces el preguntar a otras personas o informarnos por otras vías nos puede dar las claves.

Nuevas vías de solución para la impotencia

Hemos de tener un papel de investigadores, de buscar nuevas y creativas vías de solución. Hemos de ser capaces de ser creativos y salir de nuestros propios esquemas mentales y buscar nuevas vías, y mirar más allá. Para ello, como se acaba de mencionar es importante recabar ideas e información externa, y realizar también una Tormenta de Ideas, es decir, escribir en un papel todas las vías posibles, aunque nos parezcan descabelladas (cuantas más escribamos mejor). Luego una vez tenemos esta lista, analizamos cuales soluciones son las más viables, los costos y beneficios, y ampliamos la información sobre esa vía, hasta que encontremos la que más se puede ajustar a nuestras necesidades y pueda ser más eficaz en la consecución del objetivo.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Como psicólogo de Clínica Obésitas, lo primero es mandar un mensaje de apoyo a todos nuestros pac...
17 Mar 2020
Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020
ortorexia
La ortorexia es un trastorno alimentario que se caracteriza por la obsesión de comer comida conside...
26 Jul 2019