Actualidad
Artículos divulgativos
Publicado el 23 de diciembre de 2016Última edición el 19 de julio de 2022
Publicado el 23 de diciembre de 2016Última edición el 19 de julio de 2022

Aumentar la autoestima con la cirugía de Manga Gástrica

Psicólogo General Sanitario

La intervención de cirugía Manga Gástrica o Tubo Gástrico, como es de suponer, va mucho más allá de la disminución del peso y volumen corporal. Consiste también en aumentar la autoestima y que el paciente se sienta bien consigo mismo.

Si bien los cambios corporales son la punta del iceberg, lo cierto es que hay muchos más cambios que destacar.

El cambio en la manera que la persona se ve y percibe a sí misma afecta también a la forma de relacionarnos y tratarnos a nosotros mismos.

Aumentar la autoestima en obesidad

Todos conocemos el termino de “autoestima” a nivel general y comprendemos su significado, sabemos que tiene que ver con el grado en el que nos aceptamos y evaluamos, el concepto que tenemos de nosotros mismos en términos de afecto. pero cuando observamos a través de distintos cuestionarios y entrevistas (aplicadas ya desde hace más de 10 años en nuestra clínica), observamos puntuaciones realmente bajas entre las personas con condición de obesidad que se van a someter a tratamiento.

Aumentar la autoestima tras la cirugía de manga gástrica es dejar la preocupación excesiva por el cuerpo en un segundo plano y acoger el cambio desde la responsabilidad, nivelando el nivel de esfuerzo que uno invierte en el cambio de hábitos por los resultados esperados.

cirugia manga gastrica

Se trata de dejar de ver la comida, y por ende a nosotros mismos, no ya como potenciales enemigos del cambio, sino como buenos gestores que se responsabilizan del mismo, y que les sale mucho más fácil que antes. Muchos pacientes con condición de obesidad se han resignado a lograr un cambio y otros muchos se van de un extremo a otro como un Yo-yo. Conseguir un cambio estable se vuelve un anhelo, pero siempre es algo que esta presente en el día a día.

La cuestión es ¿Cómo sería nuestra vida si no tuviese que preocuparme por la obesidad? ¿Qué pasaría si todo el tiempo que ocupo pensando en ello se transformase? ¿Qué nuevos elementos llegarían a la conciencia si dejase de padecer obesidad? A continuación, veremos cómo se esta recuperación del poder con la cirugía Manga Gástrica.

Adiós a las prohibiciones tras la cirugía de manga gástrica: “yo me cuido, yo decido”.

Con la Manga Gástrica y un buen seguimiento, dejan de haber dietas estrictas y dejan de haber alimentos prohibidos. El paciente ha de mirar de comer de manera nutritiva y sabrosa, que le guste lo que coma. Sin sufrir ni pasarlo mal cuando sale fuera, porque realmente no está haciendo ningún tipo de dieta. Aumentar la autoestima en nuestra alimentación no es un proceso sencillo, sino que requiere tiempo.

La persona toma el poder y decide que quiere comer y que no, dándole preferencia  a lo más nutritivo y que sea de su agrado y deja atrás la sensación de culpa por haber comido algo calórico o graso. El truco son las cantidades, al comer poco y controlado el posible efecto de esos alimentos es mucho menor, por lo tanto no es necesario eliminarlos del todo del consumo.

Recuperar la autoestima

Adiós a la compulsión a la comida, “soy capaz de poner límites fácilmente”.

La mayoría de los pacientes operados de Manga Gástrica refieren una práctica total desaparición del ansia por los alimentos, de ese impulso que les lleva a comer rápida y descontroladamente, muchas veces incluso sin hambre. La operación de Manga Gástrica junto con la ingesta lenta y consciente hace  que la persona tenga total control de las cantidades, saboreando y disfrutando realmente de los alimentos.

Es decir, si en el pasado la persona tenía una “tormentosa” relación con la comida, en la que ese impulso a veces le dominaba, tras la cirugía y algunos hábitos básicos, la persona toma el poder de lo que ingiere y de las cantidades que come. Deja de comer por adicción y come por hambre y necesidad, con un auténtico disfrute.

Adiós a la frustración por mi imagen corporal. Es el momento de aumentar la autoestima.

Antes de la Manga Gástrica, la inmensa mayoría de los pacientes con obesidad viven dificultades para encontrar la ropa que les guste y les quede bien. Además, pueden llegar a evitar situaciones sociales para no verse expuestos.

Sin embargo, tras la cirugía de manga gástrica, la persona al ir bajando tanto de volumen, cada vez encuentra más lugares donde poder comprar ropa de su agrado. Tiene más ganas de salir, de relacionarse con los demás ya que su insatisfacción corporal ya no es una barrera que le impide realizar las actividades que desea.

felicidad

Adiós a las limitaciones físicas con la cirugía manga gástrica.

En algunas personas la obesidad les dificulta el movimiento, se cansan fácilmente, les cuesta incluso atarse los cordones de los zapatos, etc. Todo esto hace que la persona pueda sentirse impotente y limitada. En el proceso tras la Manga Gástrica, la persona va sintiéndose cada vez más ligera, puede moverse más tiempo y con mayor intensidad, puede hacer actividades que en el pasado no podía. Por lo tanto, la persona se siente más capaz, más vital, más fuerte… es decir, con más poder interno.

Adiós a los problemas de salud y sus consecuencias. Recupera la autoestima al fin.

Por último, uno de los aspectos más importantes es la gran mejoría de la salud que experimenta la persona tras operarse de Manga Gástrica. La mejoría es sustancial,  para que el lector se haga una idea citaremos algunos cambios que suelen producirse: desaparición de la apnea y ronquidos, bajada y estabilización de los niveles de azúcar en sangre, disminución de la presión sanguínea, disminución de los  niveles de colesterol, mejoría en la práctica totalidad de variables que aparecen en las analíticas…

El paciente vuelve a ser una persona saludable, disminuyendo considerablemente o prescindiendo de la medicación que tomaba. La  intervención de Manga Gástrica marca un escenario muy favorable para que el paciente se empodere en su vida y se sienta competente para cuidarse, disfrutar de la vida con buena salud, con buenas relaciones sociales, sintiéndose satisfecho y más realizado con su vida. Gracias al proceso y a los beneficios de la Manga Gástrica, la persona tiene más fácil tomar las riendas de su vida, de su salud, de sus relaciones, de su alimentación, de lo que quiere en la vida y, en definitiva, de aumentar la autoestima.

 

Cómo podemos aumentar la autoestima independientemente de la cirugía de manga gástrica

Al contrario de lo que se suele pensar, mejorar la autoestima no se trata solo de conseguir cambios en aspectos que consideramos insatisfactorios en nosotros mismos. Si no que se hace ampliando el concepto que tenemos. Es decir, si yo me considero torpe, no se trata de convencerme que soy hábil, sino ampliar mi creencia sobre mi habilidad, porque seguro que habrá ocasiones en las que sea de una manera y en otras será diferente.

Esto último no sólo hay que aplicarlo con rasgos que consideramos “negativos”, si no con todos. Por ejemplo, ¿Si me considero inteligente, que pasará cuando ocurra una situación en la que no sea considerado inteligente?.

Por lo tanto, mejorar la autoestima consiste en ampliar mi autoconcepto, permitirme ser de más maneras posibles, no encasillarme en una. Ya que en el momento que esté encasillado ahí puedo tener problemas cuando eso no se cumpla.

La importancia del lenguaje para aumentar la autoestima

Numerosos autores y estudios señalan la importancia del lenguaje, de tal manera que como vivimos y afrontamos la realidad en nuestro día a día depende en gran medida de cómo hablamos y de cómo nos hablamos a nosotros mismos. Sin embargo, la mayoría de nosotros solemos desconocer o minimizar la importancia del lenguaje en nuestras vidas.

Absolutismos

“Todo lo hago mal”, “Nada es como antes”, “Todos me detestan”, “Tras la cirugía no puedo comer de nada y todo me sienta mal”…

Estas distorsiones del lenguaje nos llevan a estados muy polarizados y exaltados, generalmente de manera negativa (a veces también puede ser al contrario, por ejemplo “Todo lo hago bien”). El problema que tiene es que vemos las cosas como todo o nada y nos perdemos los matices, al mismo tiempo que nos sirve para anclar o perpetuar creencias sobre nosotros mismos o sobre los demás, lo que nos mantiene siempre en el mismo lugar.

Generalizaciones

“Nunca lograré adelgazar”, “Siempre acabo engordando”, “ “Nunca podré comer lo que me apetece si quiero estar delgada”…

Cuando hablamos con generalizaciones abarcamos temporalmente a cualquier situación, sin ninguna circunstancia que se pueda escapar. El efecto es muy parecido al de los absolutismos, no deja cabida para las excepciones, de tal manera que o bien nos cerramos cualquier puerta a una posible solución o bien vivimos con la angustia de que acontezca lo temido si cometemos el más mínimo error.

Deberías

“Tengo que hacerlo todo bien sin cometer ningún fallo”, “Tengo que llevar una dieta estricta para no engordar”, “Debería de haber adelgazado más este mes”

Los deberías son exigencias hacia nosotros mismos o hacia los demás, son obligaciones que hemos interiorizado que deben ser o hacerse así y que normalmente no hemos cuestionado. Son limitaciones porque nos generan mucha presión y peso en nuestra vida, ya que nos separan de lo que queremos o creemos en nuestra vida y nos llevan hacia lo que debemos hacer. Tener muy presentes esos “deberías” obstaculizan el asumir nuestras propias decisiones con responsabilidad.

Expresiones con carga negativa

“Bajar de peso es complicadísimo”, “Soy lo peor”, “Subir de peso es horrible”…

Estas expresiones pueden llevar al efecto de profecía autocumplida, podemos en un arrebato expresar como nos sentimos, pero no podemos confundir ese sentimiento con una realidad objetiva. Si no filtramos este tipo de pensamientos, podemos acabar creyendo que lo que hemos sentido en un momento determinado es una realidad aplicable al 100% de las situaciones.

 

Conclusión

Someterse a una cirugía de manga gástrica tiene grandes implicaciones para la autoestima de las personas, de entre todas los cambios que pueden producirse, hay que valorar ese aumento de la confianza y la disminución de muchas de las limitaciones que los pacientes con obesidad han podido arrastrar, llegando a normalizarlas.

Recuperar la autoestima

 

Padezco obesidad, desearía una recomendación, “Historia Clínica de Obesidad”
Quiero conocer el  «Coste de nuestros tratamientos»
Deseo saber más sobre la cirugía de «manga gástrica».
Leer más artículos sobre «Tratamiento psicológico de la obesidad»
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando...

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

La cirugía bariátrica, que incluye técnicas como la manga gástrica y el bypass gástrico, obliga...
2 Dic 2022
Todos conocemos la importancia que tiene el descanso para la salud, pero… ¿Qué comer para do...
30 Jun 2022
resultados
En el siguiente artículo se resume nuestra experiencia en la intervención de Manga Gástrica y sus...
12 Ene 2022