Actualidad
Artículos divulgativos
Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
Psicóloga de la Obesidad

Recuperar el poder personal con la cirugía Manga Gástrica

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
Psicóloga de la Obesidad

La intervención de cirugía Manga Gástrica o Tubo Gástrico, no tiene como único efecto la disminución del peso y volumen corporal. Ha de suponer también un cambio en la manera que la persona se ve y percibe a sí misma. Una manera de alimentarse y percibir el propio cuerpo, dónde la comida ya no es la que “manda”, la que tiene el poder; y la persona únicamente puede o bien descontrolarse o bien hacer una dieta estricta intentando a toda costa no “sucumbir” a sus irrefrenables impulsos. Aunque esto pueda parecer inveromil, la realidad de la mayoría de pacientes obesos es que han perdido la capacidad de cuidar sus cuerpos y por ende, a sí mismos. A continuación veremos cómo se esta recuperación del poder con la cirugía Manga Gástrica.

Adiós a las prohibiciones: “yo me cuido, yo decido”.

Con la Manga Gástrica y un buen seguimiento, dejan de haber dietas estrictas, dejan de haber alimentos prohibidos. El paciente ha de mirar comer de manera nutritiva y sabrosa, que le guste lo que coma. Sin sufrir ni pasarlo mal cuando sale fuera, porque realmente no está haciendo ningún tipo de dieta. La persona toma el poder y decide que quiere comer y que no, dándole preferencia  a lo más nutritivo y que sea de su agrado y deja atrás la sensación de culpa por haber comido algo calórico o graso. El truco son las cantidades, al comer poco y controlado el posible efecto de esos alimentos es mucho menor, por lo tanto no es necesario eliminarlos del todo del consumo.

cirugía Manga Gástrica

Adiós a la compulsión a la comida, “pongo límites fácilmente”.

La mayoría de los pacientes operados de Manga Gástrica refieren una práctica total desaparición del ansia por los alimentos, de ese impulso que les lleva a comer rápida y descontroladamente, muchas veces incluso sin hambre. La operación de Manga Gástrica junto con la ingesta lenta y consciente hace  que la persona tenga total control de las cantidades, saboreando y disfrutando realmente de los alimentos. Es decir, si en el pasado la persona tenía una “tormentosa” relación con la comida, en la que ese impulso a veces le dominaba, tras la cirugía y algunos hábitos básicos, la persona toma el poder de lo que ingiere y de las cantidades que come. Deja de comer por adicción y come por hambre y necesidad, con un auténtico disfrute.

Adiós a la frustración por mi imagen corporal.

Antes de la Manga Gástrica, la inmensa mayoría de los pacientes obesos viven en una especie de “infierno” dónde tienen dificultades para encontrar la ropa que les guste y les quede bien. Dónde no les gusta su imagen corporal e incluso pueden evitar situaciones sociales para no verse expuestos. Sin embargo, tras la cirugía Manga gástrica, la persona al ir bajando tanto de volumen, cada vez encuentra más lugares donde poder comprar ropa de su agrado. Tiene más ganas de salir, de relacionarse con los demás ya que su insatisfacción corporal ya no es una barrera que le impide realizar las actividades que desea.

Adiós a las limitaciones físicas con la cirugía Manga Gástrica.

En algunas personas la obesidad les dificulta el movimiento, se cansan fácilmente, les cuesta incluso atarse los cordones de los zapatos, etc. Todo esto hace que la persona pueda sentirse impotente y limitada. En el proceso tras la Manga Gástrica, la persona va sintiéndose cada vez más ligera, puede moverse más tiempo y con mayor intensidad, puede hacer actividades que en el pasado no podía. Por lo tanto, la persona se siente más capaz, más vital, más fuerte… es decir, con más poder interno.

Adiós a los problemas de salud y sus consecuencias.

Por último, uno de los aspectos más importantes es la gran mejoría de la salud que experimenta la persona tras operarse de Manga Gástrica. La mejoría es sustancial,  para que el lector se haga una idea citaremos algunos cambios que suelen producirse: desaparición de la apnea y ronquidos, bajada y estabilización de los niveles de azúcar en sangre, disminución de la presión sanguínea, disminución de los  niveles de colesterol, mejoría en la práctica totalidad de variables que aparecen en las analíticas… El paciente vuelve a ser una persona saludable, disminuyendo considerablemente o prescindiendo de la medicación que tomaba.

 

La  intervención de Manga Gástrica marca un escenario muy favorable para que el paciente se empodere en su vida y se sienta competente para cuidarse, disfrutar de la vida con buena salud, con buenas relaciones sociales, sintiéndose satisfecho y más realizado con su vida. Gracias al proceso de la Manga Gástrica, la persona tiene más fácil tomar las riendas de su vida, de su salud, de sus relaciones, de su alimentación, de lo que quiere en la vida…

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

calidad del pan
  Los cambios en las tendencias de consumo por la población con respecto al pan se han visto a...
26 Jul 2019
Es imprescindible que los pacientes de cirugia bariátrica cuiden la alimentación en fallas....
1 Mar 2019
En la actualidad el consumo de bebidas vegetales ha aumentado exponencialmente. En este artículo va...
1 Feb 2019