Actualidad
Artículos divulgativos

  • Doctor en Medicina y Cirugía.

  • Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.

  • Cirujano Jefe / Director Clínicas Obesitas.

Pérdida de peso permanente, siempre la mejor solución


  • Doctor en Medicina y Cirugía.

  • Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.

  • Cirujano Jefe / Director Clínicas Obesitas.

El reto de la pérdida de peso permanente

En el tratamiento de la obesidad, es importante la motivación del paciente para modificar los hábitos de vida. La finalidad de la pérdida de peso está destinada a mejorar o evitar enfermedades como consecuencia de la obesidad. Porque no existen obesidades «sanas», y el exceso de peso siempre acarrea problemas de salud. De manera que el objetivo siempre debe ser la pérdida de peso permanente, y no solo temporal.

Parece que hablemos de cosas obvias; cualquiera de nosotros piensa al leer esto, «por su puesto que sí, que la pérdida de peso debe ser para siempre», pero en la vida real, pocos pacientes lo asumen y aceptan el reto de verdad. Buscan el resultado fácil y lo más rápido posible, con un objetivo a corto plazo, para un evento, o para una época del año, «y luego ya veremos….».

El origen de cada obesidad es distinto. Es necesario analizar cada caso en detalle, su historia de obesidad, las posibles causas desencadenantes de cada incremento de peso. Y de esa manera, cada paciente necesita un enfoque terapéutico distinto, teniendo en cuenta los motivos que le han llevado a la obesidad, así como las causas de los fracasos en los intentos de perder peso.

El estudio minucioso del paciente, nos permite establecer unos objetivos, con búsqueda de resultados a largo plazo. Estos objetivos deben de ser realistas, y asumibles dentro de las obligaciones vitales del paciente.

Establecido un plan terapéutico, el paciente debe adoptar un cambio definitivo en los hábitos dietéticos y de estilo de vida con el mínimo esfuerzo para una pérdida de peso permanente. Fíjense en ese importante detalle, deben de ser cambios que puedan llevarse a cabo con un esfuerzo asumible, para que el paciente no abandone. Seguro que el resultado a corto plazo será mayor con grandes cambios y sacrificios, pero la tasa de abandonos y recuperación del peso perdido es mucho mayor.

La clave está en el cambio pequeño, progresivo y asumible, porque el cambio lo es para siempre, y no para un momento concreto de mi vida.

Como siempre, el ejercicio diario y el estilo de vida activo, son partes imprescindibles para el éxito. La pérdida de peso contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas obesas, favoreciendo su bienestar físico y psicológico.

Cuando los pacientes no son capaces de llevar a cabo estos planes de cambio por sí solos, y nos piden posibles métodos de apoyo y ayuda, pueden beneficiarse de un tratamiento restrictivo, no invasivo y reversible, como el Balón Gástrico o la Plicatura Endoscópica.

En los casos en los que el grado de obesidad es superior al recomendado para la implantación del balón, podría valorarse como una alternativa excelente un tratamiento definitivo como la cirugía de la obesidad.

 

 

Pérdida de peso permanente con el Balón o Cápsula Gástrica o la Plicatura Endoscópica

El Balón o Cápsula Gástrica y la Plicatura Endoscópica, son tratamientos no quirúrgicos. El balón se trata de de implantar (mediante ingestión simple) en el interior del estómago un dispositivo temporal con un volumen de entre 500 a 700 cc de suero fisiológico. Este, ocupa buena parte de la cavidad gástrica, produciendo saciedad con una ingesta pequeña, y permitiendo conseguir pérdidas de peso significativas a corto plazo. Con ayuda de un seguimiento multidisciplinar y la implicación del paciente, se facilita el éxito del tratamiento. Modificando los hábitos dietéticos, realizando ejercicio físico constante y con una buena motivación y concienciación, se consigue un buen resultado a largo plazo.

La Plicatura Endoscópica o Método Apollo, consiste en reducir el volumen gástrico mediante una serie de puntos en el estómago, que se realizan por endoscopio (no es una operación), y que fruncen las parees del mismo, reduciendo su volumen y su capacidad de distensión.

Si el paciente lo consigue, los beneficios de la pérdida de peso con el balón o cápsula gástrica o el Método Apollo, son inmediatos y se mantienen a largo plazo, obteniéndose en la práctica una buena tolerancia global y escasas complicaciones.

Aun así, siempre insistimos, que estos tratamiento son de apoyo temporal, y que cuando se retira o se excreta el Balón Gástrico, o la Plicatura Endoscópica deja de ser eficaz (a los 18 meses de media), el paciente ya no tiene esta ayuda y mantiene la pérdida de peso gracias a los nuevos hábitos introducidos.

 

Pérdida de peso permanente mediante cirugía para la obesidad

La calidad de vida tras la pérdida de peso permanente, es uno de los aspectos más importantes que buscan mejorar las personas que deciden optar por una cirugía para la obesidad. Esa mejora de calidad de vida incluye una mejoría global, tanto de salud física, como emocional y estética, agilidad y resistencia para el día a día, etc.

Los mejores resultados para el control a largo de la obesidad, se obtienen a través de la cirugía bariátrica (operaciones de obesidad).  Existen distintos tipo de técnicas quirúrgicas para combatir la obesidad, y la aplicación de una u otra depende de factores muy diversos, y no solo el grado de obesidad. La edad, el sexo, posibles embarazos futuros, padecimiento de problemas metabólicos como colesterol / triglicéridos muy elevados, hipertensión y sobe todo diabetes del adulto, condicionan mucho la técnica a seleccionar.

En este sentido, un buen equipo de cirugía de la obesidad, debe de tener entrenamiento y capacitación técnica, para poder realizar los principales tipos de operación para la obesidad. De manera que se le pueda ofrecer a cada paciente la operación más adecuada, y que dicha recomendación no esté limitada a las técnicas u operaciones que conozca ese equipo.

Los equipo de excelencia como lo es el nuestro, domina todas las técnicas aplicables a pacientes obesos, incluidas la cirugía de revision.

En todo caso, y una vez más, los pacientes deben estar muy involucrados y seguir las recomendaciones dietéticas y de cambios del estilo de vida que se le indiquen,  y mantener un seguimiento estrecho con el equipo multidisciplinar de apoyo, a largo plazo.

El éxito a largo del procedimiento, está tanto en manos del cirujano, con la ejecución de una buena técnica quirúrgica, como en la concienciación del paciente, de por vida.

Los programas para mantener una pérdida de peso permanente, deben proporcionar un seguimiento sistemático a largo plazo, mantener unos buenos hábitos alimenticios y de actividad física, como parte esencial en la recuperación de la calidad de vida y satisfacción del paciente.

 

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Tras la colocación del Balón Gástrico, el paciente debe seguir una dieta progresiva, en la que ir...
2 May 2018
Fructosa, jarabe de glucosa, maltodextrina, sacarosa, sorbitol, galactosa, dextrosa, miel de caña, ...
30 Nov 2017
Con el balón ingerible y excretable el paciente pasa por una experiencia más liviana, dónde no re...
27 Jun 2017