Actualidad
Artículos divulgativos

  • Doctor in Medicine and Surgery.

  • Specialist in Bariatric and Metabolic Surgerya.

  • Chief Surgeon / Director of Obesity Clinics.

Tratar la obesidad severa sin operación


  • Doctor in Medicine and Surgery.

  • Specialist in Bariatric and Metabolic Surgerya.

  • Chief Surgeon / Director of Obesity Clinics.

Tratar la obesidad severa sin operación es complejo

Tratar la obesidad severa sin una operación es muy difícil, pero no imposible. Cuando se sobrepasa un IMC de 35-38 (pesar 30-45 kg de mas), el paciente tendrá que estar pendiente de su peso DE POR VIDA. Estos casos de obesidad en grado severo, lo más frecuentemente es que se traten mediante una operación de obesidad.

Si usted no sabe cual es situación, antes de seguir leyendo, le recomendamos que calcule en este link su grado de obesidad y el tratamiento más adecuado

La obesidad se origina por múltiples factores: genéticos, educacionales, estilo de vida sedentario, hábito dietético inadecuado, hábitos emocionales y su relación con los alimentos. Las situaciones complejas de la vida, por exigencia laboral, familiar, emocional, siempre acaban causando un incremento de la obesidad en el paciente con tendencia genética a la obesidad. La carga familiar de obesidad tiene una influencia determinante.

Un ejemplo: si en su familia materna (sus abuelos maternos, madre, hermanos de su madre, primos hermanos maternos), existen 3 o más miembros con obesidad (pesar 15 o más kilos que la altura -pesar 80 kg para una altura de 1,65cm-), y usted se parece a su madre, tiene una gran probabilidad de padecer una fuerte tendencia a la obesidad. La consecuencia de esto es que le costará mucho más que a los demás controlar su peso, ganará peso fácilmente, y le costará perderlos, cuando tenga momentos de debilidad personal se refugiará en la comida, y con el paso de la vida irá subiendo escalones en su grado de obesidad.

Además, por un fenómeno poco conocido, el máximo grado de obesidad o peso máximo alcanzado, queda “grabado en la memoria biológica del paciente”, de tal manera que cuando se pierde peso, parece que el organismo intenta volver a su peso máximo por “todos los medios posibles”.

Cómo cambiar o controlar esa tendencia a la obesidad

Nosotros heredamos unos genes concretos, y luego estos genes a lo largo del crecimiento y maduración de cada persona, se van manifestando de una forma u otra, acorde a un conjunto de situaciones, que además son cambiantes, y que todo ello acaba generando el llamado Fenotipo (resultado de la mezcla de los genes con los factores externos, ambientales, conductuales).

La dificultad está, en las fuertes tendencias que nos generan los genes, a tener comportamientos concretos, muchas veces aun en contra de nosotros mismos.

Aunque controlar esto es muy difícil, en realidad es algo que hacemos desde la infancia con muchas de las normas educativas y reglas de civismo. No hay mas que pensar en el impulso biológico para huir del esfuerzo, de la disciplina, o el impulso a vivir del romanticismo y la vida fácil y libertaria.

Un fenómeno similar sucede con la obesidad severa y mórbida, el paciente debe tener claro lo que quiere y lo que está dispuesto a sacrificar para conseguirlo. Este primer paso es algo así como el núcleo principal sobre el que se va a generar todo el resto.

Cuando el paciente toma la decisión, y la refuerza día a día con cada dificultad y después de cada tropiezo, puede decirse que estamos iniciando un cambio en esa tendencia.

Cómo conseguir perder mucho peso

Perder peso es fácil. Mantener esa pérdida de peso a medio plazo, es difícil. Perder mucho peso es difícil, Mantener una perdida de peso importante es todavía mas difícil, aunque no imposible.

Las recomendaciones serían:

  • Si es posible, busque la ayuda de un equipo de especialistas que trabajen habitualmente con estos grados de obesidad. Es conveniente por no decir imprescindible, la colaboración de un psicólogo y de un preparador físico, además de un nutricionista.
  • Cambie de estilo de vida: No utilice o disminuya el uso del coche, del transporte público, de los ascensores… No se piense dos veces levantarse para ayudar o realizar cualquier cosa, sea usted el primero en levantarse.
  • Cambie sus hábitos dietéticos: Coma diariamente fruta, verdura, leche y derivados, legumbre y cereales. Coma poca carne y mas pescado. Evite todos los alimentos precocinados y de producción industrial; aquí se incluye toda la pastelería y la bollería, el pan, las pastas Italianas fundamentalmente. No utilice azúcar ni bebidas azucaradas.
  • Realice ejercicio físico: Lo mejor con un preparador físico, e inicialmente bajo supervisión médica, sobre todo si tiene problemas de salud. El ejercicio ideal es el aeróbico y repetitivo, de movimientos poco complejos para evitar lesiones (nadar, andar, cinta, bicicleta, remo). Cuando ya se ha perdido peso y el organismo ya está entrenado, pueden realizarse ejercicios menos monótonos y quizá mas entretenidos, combinado o no con ejercicios anaeróbicos moderados de tonificación (pequeñas sesiones de levantar pesos pequeños o similar). El tiempo mínimo debería ser de una hora por sesión y al menos 5 días a la semana durante la pérdida de peso y 3 días de mantenimiento.

Recientemente se ha acuñado el término «Epigenética», que es todo aquello que un individuo puede realizar a traves de su propia voluntad y disciplina, y que puede cambiar su fenotipo. Imagine que alguien crece en la pubertad con una clara tendencia al sobrepeso, con una baja musculación, y carácter perezoso para el ejercicio físico.

Pero esa persona decide cambiar, y comienza a realizar ejercicio físico de forma concienzuda y persistente, hasta que pierde el exceso de grasa, se muscula correctamente, y además consigue disfrutar con el ejercicio. Consigue un cambio integral en su vida que finalmente acaba en una manifestación distinta de su fenotipo.

El mensaje es que todos somos un diamante en bruto, y que cada uno lo puede pulir con esfuerzo, como él desee.

Si no veo la forma de conseguir perder mucho peso.

Cuando los pacientes tienen un exceso de peso de más de 15-25 kg, y por distintas causas no se sienten capaces de perder peso por sí solas, pero todavía no necesitan una operación de obesidad, los tratamientos como el Balón Gástrico, puede servir de gran ayuda. Las causas mas frecuentes para que el paciente no pueda perder peso por si mismo son, el estrés laboral, las responsabilidades familiares, el agotamiento emocional, los fracasos previos con las dietas (los pacientes han perdido peso después de mucho esfuerzo, pero con el tiempo lo recuperan).

 En estos casos, el balón gástrico ayuda al paciente a perder peso, dándoles una nueva oportunidad de conseguir éxito a largo plazo. Sin embargo, el paciente no se debe de dejar llevar a engaño, en el sentido que una vez se retire o se excrete el balón del estómago, el paciente tiene que continuar con el esfuerzo permanente y de por vida, de controlar su peso; el balón gástrico le ayuda a perder el peso y bajar «varios escalones» en su grado de obesidad, retroceder a su situación de x años antes, pero no le garantiza esa pérdida si el paciente no se cuida.

 

Si tiene claros sus deseos y objetivos, el Balón Gástrico puede ayudarle a perder mucho peso y a cambiar sus hábitos según las pautas explicadas. Puede consultar aquí el precio del Balón gástrico.

Recomendamos los siguientes artículos para mayor información:

Cómo conseguir mantener la pérdida de peso

Puesto que milagros no existen a decir del acerbo popular, la única alternativa es mantener el esfuerzo y dedicación de los cambios de hábitos de vida, estilo dietético y ejercicio físico, de por vida!.

Quizá siguiendo todas estas recomendaciones, pueda ser usted uno de los pocos afortunados capaces de controlar o curar para siempre su problema de obesidad severa (pesar 30-45 kg de mas).

 

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Tras la colocación del Balón Gástrico, el paciente debe seguir una dieta progresiva, en la que ir...
2 May 2018
Fructosa, jarabe de glucosa, maltodextrina, sacarosa, sorbitol, galactosa, dextrosa, miel de caña, ...
30 Nov 2017
Con el balón ingerible y excretable el paciente pasa por una experiencia más liviana, dónde no re...
27 Jun 2017