Actualidad
Artículos divulgativos
Publicado el 8 de mayo de 2013Última edición el 31 de agosto de 2021
Publicado el 8 de mayo de 2013Última edición el 31 de agosto de 2021

El Balón Gástrico funciona, ¿una panacea para la obesidad?

Cirujano Bariátrico y Metabólico | Cirujano Jefe - Director Clínicas Obesitas

¿Cómo funciona el balón intragástrico?

El Balón intragástrico ocupa buena parte de la capacidad habitual del estómago, creando un doble efecto:

  1. Cuando el paciente come “siente muy pronto que está lleno”.
  2. «Elimina» el círculo vicioso hambre-ansiedad-hambre, proporcionando al paciente sensación de control desde el primer momento.

Recomendamos leer otros artículo relacionados con este tema:

¿Realmente el balón gástrico funciona y es “tan bonito como lo pintan”?

El Balón intragástrico (puede consultar aquí el precio) puede estar implantado durante 4 meses el «balón o cápsula ingerible y excretable -que se implanta tragando la cápsula con control radiológico-» o entre 6 y 12 meses en el «balón endoscopico – que se implanta mediante endoscopia-«.

El efecto saciante o de plenitud con una ingesta moderada, no es homogéneo y en ocasiones dura menos de lo deseado. Inicialmente y durante los primeros tres meses produce un efecto terapéutico muy intenso, y va disminuyendo progresivamente. Cuanto más fuerte es el estómago del paciente, y/o cuanto más se «ejercita», con ingestas excesivas indebidas, teniendo implantado el balón, su eficacia disminuye o incluso desaparecer completamente.

Pero en realidad, excepto en casos de abusos excesivos,  este ritmo decreciente de la eficacia del balón es bueno, porque nos permite que el paciente no sienta un hambre voraz o sensación de vacío intensa, cuando se retira el balón.
Además, siempre decimos los especialistas que conocemos este tratamiento, que cuando el paciente pierde peso el último mes del tratamiento, el resultado final esperado es muy bueno. Porque ha perdido peso por mérito propio (el Balón ya no le ayuda casi nada).  Esto se debe a que ha sido capaz de cambiar sus hábitos dietéticos y de estilo de vida.

Así que aquí está la clave, en “cambiar los hábitos dietéticos y de estilo de vida”.

¿Cuántos kilos se suele perder con el balón intragástrico?

Los kilos que se pierden son muy variables. En realidad lo que debe valorarse es la relación entre el peso y la altura del paciente. Pero, a groso modo, el balón intragástrico ayuda a perder entre 14 y 30 kg. de peso.

perder peso

¿Pero en general, que proporción de pacientes pierden peso?

En nuestra experiencia, y gracias al apoyo de un equipo multidisciplinar de especialistas, pierden una cantidad de peso satisfactoria para el propio paciente, el 85% de los pacientes tratados. Y la característica fundamental de estos pacientes es que han acudido a las consultas del psicólogo, dietista y endocrino. Gracias a ello, han conseguido cambiar sus hábitos dietéticos y de estilo de vida.

Finalmente, hay un pequeño grupo de pacientes que no acuden a las consultas ni se esfuerzan en cambiar sus hábitos. En estos casos, su falta de disciplina vence a la eficacia del Balón, y pierden menos de 6 a 10 kg (un 10%), o menos de 5 kg (un 5%).

¿Qué sucede con el peso cuando se quita el balón gástrico?

El Balón excretable se expulsa espontáneamente a los 4 meses, y el endoscópico debe retirarse a los 6 o 12 meses. Los estudios con segundos balones (poner un segundo balón después de sacar el primero) no son eficaces. De manera que la única forma de mantener el peso perdido una vez se retira el Balón, es que el paciente sea capaz de mantener los nuevos hábitos dietéticos y el estilo de vida aprendidos. Hábitos que le han inculcado un equipo de dietistas y psicólogos, durante el tiempo en el que el balón “le quitaba el hambre y la ansiedad” y le ayudaba a cambiar.

Pero no solo se puede mantener la pérdida de peso, sino que se puede seguir perdiendo peso después de la retirada del Balón. En una reciente participación en el Congreso Nacional de la SEEDO, hemos presentado nuestro resultado a 6 meses de retirado el balón, donde hemos constatado que ese 85% de pacientes con éxito terapéutico, continuaban perdiendo una media de 3 kilos a los 6 meses de retirado el balón (12 meses de tratamiento en total).

Ver más detalles de nuestros resultados con el Balón (Congreso Nacional SEEDO-Zaragoza 2007)

¿Cómo puede evitarse el fracaso en el tratamiento con Balón Gástrico?

Con algo tan sencillo como “saber a lo que se va”, porque no hay milagros o resultados sin esfuerzos. Es decir, ¿el paciente tiene que hacer dieta? SI. ¿El paciente tiene que hacer ejercicio? SI. ¿El paciente tiene que cambiar sus hábitos para siempre? SI, SI. ¿Y entonces que hace el Balón?: Ayudar al paciente a conseguir lo que no ha podido hacer con cualquier otro tratamiento anterior.

balon gastrico

¿Puede utilizarse el balón gástrico, para sustituir una operación de obesidad, en la obesidad mórbida?

Prácticamente nunca! Por el simple hecho de que el paciente con obesidad mórbida tiene demasiado que perder, y resulta casi imposible hacerlo en los 6 meses que dura el tratamiento.

En estos casos el paciente no se queda en un “peso satisfactorio para sí mismo” cuando se le quita el Balón, y antes o después vuelve a comer inadecuadamente y recupera el peso.

Además, la obesidad mórbida tiene unas características biológicas especiales que hace que resulte casi imposible mantener la pérdida de peso a largo plazo.

¿Existen varios tipos y/o marcas de Balones? ¿Los hay claramente más recomendables?

Como suele suceder con los mercados en otros productos, existen varias marcas comerciales e incluso balones de aire y de líquido.

Los más experimentados y seguros son los que se rellenan con líquido, que siempre es suero fisiológico, porque su peso (500 a 700 gramos) mejora la eficacia terapéutica.

Actualmente estaba teniendo una gran acogida los balón ingeribles y excretables o cápsula balón, por su facilidad de implantación, sin endoscopia ni sedación, pero solo duran 4 meses por el momento.

Los que se implantan mediante endoscopia y sedación, duran 6 a 12 meses según el tipp que se elija. Los balones de 12 meses de duración no siempre se pueden mantener en el estómago durante un año. El motivo es que el organismo no los soporta tanto tiempo. El paciente manifiesta molestias como intolerancia a los alimentos pesados, y digestiones muy prologadas, pudiendo obligar a su retirada antes de los 12 meses. Aún así, si el paciente no «fuerza el estómago», lo más frecuente es que sí tolere el balón durante 12 meses.

balon gastrico

¿No está el tratamiento con Balón un poco desprestigiado?

A mí me gusta decirle a mis pacientes, el tratamiento con Balón Gástrico no es fácil, ni se puede asegurar la pérdida de peso, pero si el tratamiento se realiza correctamente, es eficaz y gratificante a largo plazo. Y así lo hemos demostrado con el resultado de nuestros resultados en el Congreso de la SEEDO ya mencionado.

Lo importante en un tratamiento como el Balón Intragástrico, es que el paciente reciba una evaluación previa adecuada. Además recibe un apoyo durante todo el tiempo que lleve el Balón, por psicólogos, dietistas y clínicos o endocrinólogos.

La evaluación y selección previa, antes de decidir la colocación del Balón, es importante porque este tratamiento no es bueno para todos. Y, existen técnicas que nos permiten desaconsejar su uso a cierto tipo de pacientes.

Quizá también, muchos pacientes lo han utilizado a pesar de que su cirujano de obesidad le recomendó una operación, esperando un efecto milagroso.

Quizá también muchos pacientes lo han utilizado como método puramente estético y quizá algo frívolo. En este caso, sin poner el acento en la importancia de los cambios de hábitos durante el tratamiento, ni en la concienciación necesaria para conseguir algo así.

Efectivamente, el uso indiscriminado por clínicas estéticas y profesionales sin experiencia en la obesidad, ha hecho que pierda un poco de prestigio y confianza este tratamiento.

 

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votes, average: 4,50 out of 5)
cargandoCargando...
Comentarios
  • Martha Soledad dice:

    Mido 1.55 y peso 82 kilos, podría ser candidata para el balon gastrico?

    saludos,

    • Víctor Fandos dice:

      Estimada Marta, en principio con su grado de obesidad moderada el balón gástrico es una opción válida a falta de un estudio más detallado. Le recomendamos solicitar una cita para realizarle una evaluación completa, sin coste ni compromiso. Un saludo.

Ver más comentarios +

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Tras la colocación del Balón Gástrico, el paciente debe seguir una dieta progresiva, en la que ir...
2 May 2018
Fructosa, jarabe de glucosa, maltodextrina, sacarosa, sorbitol, galactosa, dextrosa, miel de caña, ...
30 Nov 2017
Con el balón ingerible y excretable el paciente pasa por una experiencia más liviana, dónde no re...
27 Jun 2017