Actualidad
Artículos divulgativos

¿Si mi hijo tiene sobrepeso debe seguir una dieta?. Sobrepeso infantil

Lydia Amador Martí
Diplomada Nutrición Humana y Dietética.

El sobrepeso infantil debe tenerse en cuenta de la forma más rápida posible. Durante la etapa infantil, los niños y niñas se desarrollan a un ritmo acelerado, y necesitan aportar, a través de la alimentación, todos los nutrientes necesarios para la correcta formación, crecimiento y reparación de músculos, órganos, huesos, dientes… Pero a veces, más que el déficit preocupa el exceso… ¿Si mi hijo tiene sobrepeso, debe seguir una dieta?.

Los padres y la familia, juegan un papel fundamental en la alimentación de los hijos, su influencia en la alimentación es decisiva para prevenir la obesidad infantil y la instauración de esta enfermedad de forma crónica en la etapa adulta.

Si piensa que su hijo padece sobrepeso, lo primero que debe hacer es acudir a un pediatra para su diagnóstico. Debe saber que no es adecuado que ponga a sus hijos a dieta sin la supervisión médica; la dieta no tiene por qué ser efectiva y podría comprometer el crecimiento de su hijo, además de predisponerle a un trastorno de la conducta alimentaria.

sobrepeso-onfantil

Sin embargo, hay cosas que como padres, son fáciles de practicar en casa;

  1. Nunca ponga a dieta a su hijo sin supervisión médica.
  2. De Ejemplo. No vale que obligue a su hijo a comer alimentos saludables, mientras usted, a escondidas, come lo que sabe que a él le gustaría…. Implíquese en la alimentación de su hijo, coman todos lo mismo en casa sin generar diferencias.
  3. Consuma todo tipo de alimentos sin abusar de ninguno. Los niños deben comer diariamente 2 platos de verdura y 3 frutas, 3 o 4 raciones de lácteos, 2 raciones de alimentos proteicos (carne, pescado, huevo), grasas cardiosaludables que proporcionan un extra de energía y nutrientes esenciales para el crecimiento (aceite de oliva crudo, frutos secos naturales). También arroz, pasta o legumbres, más pan varias veces en el día.
  4. Cuide su hidratación. Su hijo debe aprender a saciar su sed exclusivamente con agua, dejando zumos y bebidas lácteas para almuerzos o meriendas. Limite los refrescos, que además de debilitar los huesos pueden producir adicción y obesidad por sus altas dosis de azúcar.
  5. Presente de forma atractiva los alimentos. Juegue con colores, sabores, texturas, vajilla, formas de cocinado….
  6. No premie o castigue con alimentos. Podría hacer caprichoso a su hijo, y generarle, sin querer, una relación emocional negativa o supervalorada con los alimentos.
  7. ¡Nunca se rinda! Tranquilidad ante todo. Si está hart@ de probar mil cosas, para que su hijo “se alimente”, no desespere. Sobre todo, no le presione, no permita que se generen discusiones a costa de la alimentación. Siga paciente, y pida ayuda a profesionales.
Lydia Amador Martí
Diplomada Nutrición Humana y Dietética.
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando...

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

La Unión Europea ha implantado un nuevo modelo de etiquetado, el Nutri-Score, que distingue los ali...
31 Mar 2021
¿Zumo o fruta entera? Un zumo de frutas, ya sea recién exprimido o sin azúcares añadidos, NO equ...
30 Sep 2020
La salud se trata de un concepto multidimensional, no solo abarca la ausencia de enfermedad sino que...
1 Sep 2020