Actualidad
Artículos divulgativos

Atracones de comida


Atracones de comida son episodios que muchos pacientes realizan antes de presentarse en la Clínica Obésitas y antes de realizarse una operación de Tubo Gástrico. Se definen por presentar una ingesta compulsiva que se caracterizan por:

  • Comer en un periodo concreto de tiempo una cantidad de comida que es superior a la que ingeriría una persona normal en un período similar en circunstancias parecidas.
  • Tener la sensación de falta de control, o sea, de que no se puede parar de comer.

Los primeros momentos de un atracón pueden ser placenteros. El sabor y la textura de la comida pueden parecer intensamente agradables.

Sin embargo, estos sentimientos son pronto reemplazados por un sentimiento de disgusto. De hecho, algunas personas sienten asco por lo que están haciendo, pero son incapaces de parar.

La forma típica de comer durante un atracón es hacerlo de manera muy rápida. Algunos estudios han concluido que las mujeres con bulimia nerviosa ingieren comida a una velocidad que sobrepasa en más del doble el ritmo de las mujeres que no sufren ese problema.

Muchas personas que hacen atracones de comida, engullen la comida casi mecánicamente, sin apenas masticarla. Otras beben en grandes cantidades para ayudarse a tragar. De esta forma, crean la sensación de estar llenas e hinchadas.

Durante los atracones, algunas personas se pasean de un lado a otro o deambulan en círculos, con un cierto aire de desesperación. Sienten gran ansiedad. Su conducta les parece casi automática, como si no fueran realmente ellas las que están comiendo. En algunos casos, intentan distraerse escuchando la televisión o música, y así evitan pensar en lo que están haciendo.

Otra de las características importantes de la ingesta compulsiva es que se realiza en secreto, es decir, que las personas que lo padecen hacen todo lo posible por ocultarlo. En algunos casos, se alimentan de una forma completamente normal cuando están con otras personas. Sin embargo, tras una comida normal, acuden a la cocina sin que nadie las vea para acabar con las sobras o se llevan comida al dormitorio para comer sin temor a ser vistas.

Otro de los rasgos que caracterizan a estas personas es el de la sensación de pérdida de control. Algunas la sienten antes de comer y otras a medida que van comiendo. Otras son conscientes cuando ya han comido demasiado.

Detección del problema de los atracones de comida

Las principales razones por la que hay tan poca gente con trastornos de ingesta compulsiva en tratamiento son las siguientes:

  1. Las personas que padecen este trastorno suelen sentirse avergonzadas o culpables, ya que han ocultado su problema durante años y, al buscar tratamiento, corren el riesgo de que otros se enteren de su problema.
  2. Mucha gente espera que el problema desaparezca por sí solo.
  3. Algunas personas piensan que su problema no es tan grave como para recibir tratamiento.
  4. Pueden existir problemas económicos para buscar ayuda.
  5. Algunos médicos encuentran difícil admitir trastornos de este tipo o pueden proporcionar una ayuda que no es la apropiada. Por ejemplo, puede que prescriban únicamente una dieta, y desatiendan los problemas psicológicos que subyacen a este trastorno.

María Palacios
Psicóloga Clínico

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020
ortorexia
La ortorexia es un trastorno alimentario que se caracteriza por la obsesión de comer comida conside...
26 Jul 2019
En la población general, el riesgo percibido sobre el consumo de azúcar y la obesidad es menor en ...
30 Abr 2019