Actualidad
Artículos divulgativos
Publicado el 18 de junio de 2021Última edición el 1 de diciembre de 2021
Publicado el 18 de junio de 2021Última edición el 1 de diciembre de 2021

Ansiedad por comer

Psicólogo General Sanitario

Antes de adentrarnos en este tema, cabe recordar que la ansiedad es una emoción compleja. La sensación de ansiedad es algo normal y recurrente en todas las personas, dado que resulta útil ponernos en “alerta” por ejemplo, ante una reunión de trabajo o un examen.

Pero lo que es realmente molesto de la ansiedad, es cuando esta aparece de forma desajustada respecto a la situación que la ha generado.

Los trastornos de ansiedad se caracterizan por presentar un miedo o ansiedad intensa y/o una preocupación excesiva. Estos trastornos generan un importante malestar y afectan al funcionamiento habitual de la persona. En función de cuál sea el foco principal de la preocupación se habla de un trastorno u otro.

ansiedad real

En las primeras conversaciones con los pacientes en consulta, muchas veces hablamos de “la ansiedad por la comida”, sin embargo, realmente no siempre se trata de ansiedad, este término se aplica como un cajón desastre a toda una serie de motivaciones o maneras de alimentarse que son percibidas como anómalas por los propios pacientes.

Intentamos conseguir en consulta que cada persona pueda describir mejor lo que le ocurre cuando hace referencia a su sensación de ansiedad por la comida.

¿Por qué tengo ansiedad por la comida?

En relación con lo alimentario, me gusta hacer la diferenciación entre dos aspectos fundamentales.

El aspecto logístico

  •  Las causas de la ansiedad a la hora de llevar a cabo un régimen dietético pueden estar originadas por pautas estrictas donde la propuesta que se hace a nivel alimentario no ha sido suficientemente ajustada por parte del nutricionista o la persona que la está realizando, partiendo de cambios demasiado bruscos.
  •  La falta de algunos nutrientes o la falta de variedad nutricional también puede facilitar que la sensación de hambre sea más desproporcionada de lo habitual, pero, sobre todo, la distribución de ingestas a lo largo del día. Es demasiado frecuente que las personas lleguemos a pasar muchas horas sin comer. Ya bien sea por nuestras rutinas de trabajo o la inconveniencia de buscar espacio para estas ingestas secundarias a lo largo del día.

verduras

El aspecto psicológico

  •  La gestión emocional a través de la comida es algo que nunca pasa de moda, la existencia de huellas en nuestra memoria emocional puede ser tan enrevesada, que a veces olvidamos que no comemos las cosas simplemente porque nos apetezcan, sino por el papel que nos hacen a nivel psicológico: comer para evadirse o premiarse, comer para conectar con sensaciones agradables y no con otras más neutras.

Realmente comer por un motivo emocional no es nada fuera de lo común, no obstante como con cualquier otra situación, tenemos que evitar la costumbre de mezclar emociones con comida.

No es exagerado, en otros artículos ya hemos debatido sobre la asociación de los alimentos ultraprocesados y ultrapalatables. Podemos equipararlos con el mismo tabaco, o el consumo excesivo del azúcar y el síndrome de abstinencia que este genera.

Lo que se siente hacia la comida es más bien un fenómeno de craving, que de ansiedad como tal.

La ansiedad por la comida a nivel neuroquímico

El cortisol, la dopamina y la serotonina son las hormonas responsables de generar respuestas emocionales implicadas en el hambre emocional.  Cuando estamos estresados, nuestros cuerpos se inundan de cortisol, eso nos hace buscar el contraste.

Mientras comemos, el cerebro segrega dopamina, un neurotransmisor cerebral relacionado con las sensaciones placenteras; cuanto más nos gustan los que estamos probando, más dopamina produce el cerebro.

alimentos cerebro

La relación entre dopamina y obesidad ha sido señalada en numerosos artículos científicos, se ha comprobado que las personas obesas suelen poseer menos receptores de dopamina que las demás, y, por tanto, la cantidad de placer percibido respecto una sustancia puede variar mucho, necesitando más de dichos alimentos para generar ese efecto placentero.

Por suerte, los niveles de dopamina se pueden regular introduciendo de forma equilibrada tareas o actividades que también produzcan la descarga de esta sustancia, como puede ser la actividad física o la implicación en la consecución de metas y objetivos.

La serotonina, que puede llegar a causar depresión cuando sus niveles son bajos, también juega un papel importante en la regulación del hambre emocional.

Tratamiento psicológico para la ansiedad por la comida

El tratamiento radica en motivar, y ser capaz de poner conciencia a la hora de relacionarnos con la comida, observando cuando las emociones se sientan en la mesa con nosotros.

Otro punto fundamental es poder establecer un diario de situaciones donde nuestra conducta alimentaria haya sido desajustada y poder saber bajo qué circunstancias o estados emocionales se es más vulnerable a comer de manera emocional.

Una vez se establecen patrones de conducta, se intenta trabajar sobre la interpretación que hacemos de las situaciones que nos llevan a sentir emociones de alta intensidad que nos desbordan, buscando aprendizajes que nos ayuden a gestionar mejor esas situaciones sin llevarlas a la comida.
ansiedad por la comida

Padezco obesidad, desearía una recomendación, “Historia Clínica de Obesidad”
Quiero conocer el  «Coste de nuestros tratamientos»
Deseo saber más sobre el «Tratamiento médico multidisciplinar de la obesidad»
Leer más artículos sobre «Tratamiento psicológico de la obesidad»
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

relaciones familiares cirugía bariatrica
Las personas que se someten a cirugía bariátrica, muchas veces se preguntan qué cambios se pueden...
29 Jul 2020
Como psicólogo de Clínica Obésitas, lo primero es mandar un mensaje de apoyo a todos nuestros pac...
17 Mar 2020
Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020