Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Porqué un niño es obeso. Factores familiares

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
Psicóloga de la Obesidad

Factores familiares que influyen en la obesidad de nuestros hijos o bien ayudan a mantenerla. Actitudes que perjudican a nuestros hijos y pueden estar siendo factor de mantenimiento e incluso causa de dicha obesidad.

Esta pregunta se la deberían hacer todos los padres que tienen un hijo obeso. Muchos de ellos están cansados y frustrados tras ir de especialista en especialista, que suelen centrarse únicamente en la alimentación, olvidándose de los factores familiares. A continuación expondré y explicaré brevemente algunas actitudes que perjudican a nuestros hijos y pueden estar siendo factor de mantenimiento e incluso causa de dicha obesidad y necesitar al cabo de los años, una operación de Bypass Gástrico.

Factores familiares que influyen en la obesidad de nuestros hijos o bien ayudan a mantenerla

Exceso de Presión. Los niños muy presionados y exigidos suelen estar más estresados, bloquearse más y acudir a la comida para calmar dicha ansiedad. Es decir, si presionamos mucho a nuestro hijo para que sea el mejor, el más bueno, etc… le estaremos cargando sin saberlo de un importante grado de estrés que indudablemente le afectará a su vida, y posiblemente a su ingesta.

Descalificaciones. Los niños que reciben críticas continuas a los que son o hacen, confían menos en sí mismos, están más inseguros y también pueden refugiarse en la alimentación. Hemos de tener mucho cuidado de no insultar, minusvalorar, despreciar, reírnos de nuestro hijo. Ya que esto enciende el fuego de una baja autoestima, que puede traducirse, por ejemplo, en ingesta compulsiva.

factores familiares

Valoración sólo por aspecto físico y rendimiento. Si sólo valoramos a nuestro hijo por lo que aparenta o lo que hace, crecerá inseguro y con mucho miedo a fallar a los demás. Por lo tanto, estará muy pendiente de su imagen y su alimentación puede sufrir serios desequilibrios. Al ser obeso vivirá en un sentimiento de gran inferioridad respecto al resto; lo que imposibilitará que se motive e incluso contribuya a mayor compulsión por los alimentos.

Falta de atención. Un niño no atendido, no escuchado suficientemente puede acudir a la comida para llamar la atención y ser mirado por sus padres, aunque sea de manera negativa, aunque pueda parecer increíble, esto es mejor que la indiferencia del otro, es uno de los principales factores familiares que influyen. Así un niño obeso, aunque sea negativamente, puede ser más atendido que otro que no lo es; y esto para el niño puede ser reforzante (“más vale ser odiado que ser ignorado”).

Exceso de normas. Sucede en familias excesivamente controladoras, que no dejan libertad al niño, que marcan toda la conducta del niño y este no tiene margen de acción. El niño ante esta falta de libertad, puede acabar descargando la frustración con la comida. En este sentido, un exceso de prohibición incluso sobre la comida no es recomendable, porque hace que la persona se obsesione más con eso que está prohibido, y conseguir el efecto contrario al perseguido.

Falta de normas. La ausencia de normas también es nociva, ya que deja al niño desprotegido y con la sensación de que no le cuidan. El niño hace “lo que le parezca” sin que los padres se preocupen por él, aunque dicho comportamiento sea nocivo para él.

Asociar comida con diversión, tranquilizante, activador… Utilizar la comida como medio para calmar al niño (cuando llora, patalea, se aburre…) o como medio de diversión genera un hábito que puede perdurar toda la vida. Debemos tener cuidado cuando sólo somos capaces de divertirnos, cuando comemos o cuando le damos de comer a nuestro hijo para “no escucharle más”.

Deja un comentario

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This