Actualidad
Artículos divulgativos

Balon intragastrico, supone una gran ayuda para adelgazar


El Balon intragastrico (puede consultar aquí el precio) es uno de los tratamientos más populares para conseguir una pérdida de peso sin someterse a cirugía. El balon intragastrico, supone una gran ayuda para adelgazar. Se implanta en el estómago mediante endoscopia, ocupando aproximadamente la mitad del estómago y proporcionando una sensación de saciedad constante que disminuye el ansia por comer, de modo que conseguimos saciarnos comiendo pequeñas cantidades (las que caben en un plato de postre).

Recomendamos leer otros artículo relacionados con este tema:

Se debe tener en cuenta que el Balón intragástrico se retira a los 6 meses de su colocación, por lo que debemos tener disciplina para modificar nuestros hábitos dietéticos y estilo de vida, comprometiéndonos a seguir una terapia dietético–conductual que evite que recuperemos el peso perdido. El balón intragástrico se recomienda en pacientes con obesidades moderadas (IMC 30-35), pero no es tan efectivo en pacientes con obesidad severa (IMC superiores a 35) ya que aunque pierden peso, es posible que no alcancen su peso saludable. Para las obesidades Severas, el tratamiento más recomendado en principio es un tratamiento definitivo mediante operación para la obesidad.

Para que el Balón gástrico sea un éxito, es imprescindible que visitemos periódicamente a un médico, un psicólogo y un nutricionista. Estos profesionales controlarán la evolución de nuestro peso y nos proporcionarán apoyo y formación para modificar fácilmente los hábitos dietéticos y conductuales.

Con respecto al papel del nutricionista, es importante señalar que mientras llevamos el balón, no seguiremos dietas estrictas, sino que el nutricionista nos enseñará a comer los alimentos correctos, en las horas correctas, con una frecuencia de consumo y una forma de cocinado adecuada, además nos orientará en la selección de alimentos, evitando aquellos que nos puedan perjudicar la disminución del peso, como ocasionar molestias (eructos, reflujos, náuseas o acidez).

Alimentos que pueden ocasionar molestias:

  • Evitar productos comerciales enriquecidos en fibra o alimentos que de forma natural son ricos en fibra, como los de textura hilosa o filamentosa, porque pueden ser muy flatulentos: lechuga, acelgas, espárragos trigueros o blancos, alcachofas plancha, piel de algunas frutas, piel del tomate,…).
  • Evitar alimentos irritantes como el alcohol, o ácidos (como zumos cítricos de naranja o de tomate) así como estimulantes (café, té).
  • Evitar especias abrasivas o picantes tipo guindilla, chile.
  • No tomar bebidas gaseosas o carbonatadas.
  • Además se deben evitar periodos de ayuno prolongados que favorecen la acidez estomacal, por lo que hay que respetar las 5 ingestas diarias.

El balón intragástrico es un tratamiento muy eficaz que nos permitirá perder el exceso de peso alcanzando nuestro peso saludable, después sólo tendremos que mantenerlo aplicando los conocimientos dietéticos aprendidos. Pero durante los 6 meses en los que el paciente lleva el balón, es importante una supervisión médica y un asesoramiento nutricional que además de educar nutricionalmente, oriente en cuanto a los alimentos que en ocasiones, pueden generar pequeñas molestias.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Tras la colocación del Balón Gástrico, el paciente debe seguir una dieta progresiva, en la que ir...
2 May 2018
Fructosa, jarabe de glucosa, maltodextrina, sacarosa, sorbitol, galactosa, dextrosa, miel de caña, ...
30 Nov 2017
Con el balón ingerible y excretable el paciente pasa por una experiencia más liviana, dónde no re...
27 Jun 2017