Actualidad
Artículos divulgativos

Vitamina K después de un Bypass Gástrico


En artículos anteriores hablamos de la importancia de las vitaminas liposolubles y como podía presentarse déficit de estas tras cirugía bariátrica.  La vitamina K después de un Bypass Gástrico o reducción de estómago cobra importancia debido a sus funciones en la coagulación sanguínea y en la protección de la osteoporosis.

Recomendamos leer los siguientes artículos:

La vitamina K podemos encontrarla principalmente en verduras de hoja verde, siendo las más destacables las siguientes:

  • Col; Col rizada; Col lombarda; Coles de Bruselas; Espinacas; Nabo verde; Remolacha; Acelgas; Lechuga romana; Espárragos; Endivia; Pimiento Verde.

También son ricos en vitaminas K otros alimentos, como  los siguientes:

  • Aceite de oliva; Ciruelas pasas; Piñones; Pistachos; Kiwis; Ajos tiernos.

Al tratarse de una vitamina liposoluble tampoco debemos excedernos en su consumo, puesto que puede acumularse a nivel hepático pudiendo producir determinadas alteraciones. Sin embargo, no es común encontrar casos de Hipervitaminosis K en personas sanas, y aún menos en pacientes intervenidos de Bypass Gástrico.

La situación suele ser la contraria, al igual que el resto de vitaminas liposolubles, puede existir un pequeño déficit como consecuencia de la técnica malabsortiva que produce una menor absorción de las grasas alimentarias y por tanto de aquellas vitaminas unidas a estas.

Por ello, siempre insistimos en consulta, en la importancia de que la mayor parte del plato tanto de la comida como de la cena, esté compuesto principalmente de verduras (a ser posible, frescas en ensalada), acompañadas siempre de la parte proteica (carnes, pescados, huevos, lácteos…). Mediante este truco aseguramos un aporte adecuado tanto de vitamina K como del resto de vitaminas y minerales presentes en la verdura  fresca.

Los niveles recomendados de ingesta de la vitamina K son los siguientes:

  • Niños de 1 a 11 años: 30-55 mcg/día
  • Adolescentes de 12 a 18 años: 60-75 mcg/día
  • Adultos: 90 mcg/día en mujeres y 120 mcg/día en hombres

De todas formas, como es lógico pensar, no vamos a estar calculando de forma diaria cuanta vitamina K consumimos, únicamente aconsejamos incluir en nuestra alimentación diaria cantidades adecuadas de alimentos ricos en vitamina K, puesto que por lo general también aportan otros nutrientes con características importantes (Agua; Fibra; Vitaminas hidrosolubles…).

Puede encontrar recetas saludables, completas nutricionalmente y ricas en Vitamina K, en nuestra sección de platos y recetas para pacientes intervenidos de cirugía de la obesidad.

Artículo escrito en colaboración con Victor Fandos Martí.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Como psicólogo de Clínica Obésitas, lo primero es mandar un mensaje de apoyo a todos nuestros pac...
17 Mar 2020
Un criterio de exclusión sería la presencia de un diagnóstico con un cuadro activo de vómitos y/...
31 Ene 2020
Crear hábitos saludables es un proceso que requiere mucho tiempo, paciencia dedicación y mucha mot...
31 Ene 2020