Actualidad
Artículos divulgativos

Perfil del paciente para reducción de estómago sin cirugía

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología

Si está pensando en intervenirse de una reducción de estómago, nuestra experiencia nos ha demostrado que es importante que el candidato cumpla con una serie de requisitos para que la intervención sea un éxito, tanto a corto como largo plazo. A continuación, detallamos dichos requisitos, junto con las razones que lo avalan. Aclararle también que cuando hablamos de reducción de estómago sin cirugía nos estamos refiriendo a la plicatura gástrica endoscópica.

Cierto equilibrio y estabilidad emocional

Aunque no sea una intervención mayor, el pasar por una reducción de estómago sin cirugía requiere que la persona se encuentre en un momento relativamente estable. Esto es así porque si está excesivamente estresado, preocupado por otros asuntos difícilmente le podrá dedicar la atención y tiempo que requiere los cambios que supone la reducción de estómago sin cirugía. Pacientes con muchos problemas vitales o con muy bajo estado de ánimo (no causado por la imagen corporal) suelen tener más dificultad a la hora de seguir los hábitos, de centrarse en sí mismos, de motivarse al cambio y en definitiva, de realizar los cuidados necesarios para tener un éxito terapéutico.

estómago sin cirugía

Sin alta compulsión alimentaria

La intervención de reducción de estómago sin cirugía es menos efectiva a largo plazo en personas que de manera muy acusada y persistente tienden a utilizar la comida como calmante ante importantes vivencias de ansiedad. Esto se refiere principalmente a pacientes con alta ansiedad que suelen picar de manera muy frecuente y reiterada. La contraindicación no viene porque puedan tener problemas médicos sino porque hay una alta probabilidad que a medio y largo plazo estas personas acaben recuperando todo lo que han adelgazado.

Motivación y predisposición a cambio de hábitos

Esta es la principal variable a tener en cuenta en personas candidatas a reducción de estómago sin cirugía. El paciente ha de estar predispuesto a cambiar sus hábitos, a comer de manera más saludable sin obsesionarse en hacer dieta y a tener una vida activa (no sedentaria). La intervención es un gran apoyo y facilita estos cambios, los hace muy fáciles; pero es la persona la que tiene que cambiar su estilo de vida para siempre, disfrutar más de la vida, cuidándose al mismo tiempo y olvidándose de dietas estrictas. Si la persona espera que sea la intervención sola la que lo haga todo sin realizar ningún cambio significativo en su vida, definitivamente esta no es la intervención que necesita.

No grandes picoteadores ni comedores de dulces

Como ha hemos comentado antes, el efecto saciante de la reducción de estómago sin cirugía es más importante sobre las cantidades que se ingieren. Y no es tan efectivo cuando la persona presente un patrón de pequeñas comidas muy frecuentes. Tampoco lo es respecto a la ingesta de dulces, ya que estos apenas permanecen en el estómago, influyendo menos en la sensación de saciedad. Por lo tanto, este tipo de intervenciones son más apropiadas para personas que tienden a comer grandes cantidades, ya que les ayuda a disminuir significativamente la cantidad de comida ingerida.

IMC a partir de 30 para la reducción de estómago sin cirugía

Por último, la reducción de estómago sin cirugía está recomendada para pacientes con un IMC mayor de 30, es decir, que le sobre unos 20 kilos aproximadamente y que hayan intentado adelgazar por otros medios y no hayan conseguido resultados satisfactorios. Bien porque no consiguen adelgazar lo suficiente o bien porque no pueden mantener los cambios obtenidos a largo plazo. Así pues, para las personas con un ligero sobrepeso esta intervención no está recomendada.

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Comentarios
  • kaori

    Hola, quiero saber si teniendo un IMC de 28 es posible adquirirlo y también deseo información del precio.
    Gracias

    • Estimada Kaori: El balón ingerible. comienza a recomendarse a partir de 28 de IMC. Es necesario un estudio previo detallado para descartar posibles contraindicaciones. Su implanación debe realizarla un equipo experimentado y llevar a cabo un trabajo sobre sus hábitos nutricionales, estilo de vida, emocionales. Además debe de realizarse un seguimiento por un médico formado para este fin. Un saludo

Ver más comentarios +

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Una de las prioridades en la obesidad también ha de ser tomar consciencia de que está diciendo mi ...
19 May 2017
Ambos buscan reducir la capacidad del estómago. El Balón mediante la ocupación de un espacio de 4...
30 Mar 2017
Es importante que el paciente aproveche los 18 meses con efecto restrictivo, para perder peso y apre...
27 Mar 2017