Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

¿Padezco diabetes o más bien obesidad?: 5 errores conceptuales sobre la “DIABESIDAD”

Dr José Vicente Ferrer Valls
Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.
Cirujano Jefe / Director Clínica Obesitas.

La diabetes tipo 2 se desarrolla durante la edad adulta y no en la infancia o juventud. Casi siempre está asociada a obesidad, y muchas veces va unida a un aumento de colesterol, triglicéridos, y/o hipertensión.

Cuando el paciente va acumulando kilos de más en el abdomen, todas las vísceras abdominales se ven afectadas. Especialmente se afectan el hígado y el páncreas; se produce un bloqueo insulínico que causa o padezco diabetes del adulto, y una alteración en la función hepática que causa alteraciones en el colesterol, triglicéridos, ácido úrico, cálculos en la vesícula, vasculopatía e hipertensión.

Muchas veces los médicos de cabecera, acuciados por el propio paciente y sin muchas alternativas, intenta tratar ese desequilibrio con medicamentos para la diabetes, el colesterol, la hipertensión…, que sólo mejoran parcialmente el problema. Con la persistencia de la obesidad y el paso del tiempo, la medicación se hace menos efectiva, y es necesario aumentar las dosis; finalmente hay que añadir nuevos medicamentos, con su consiguiente toxicidad.

Padezco diabetes

Pero las cosas son mucho más sencillas, el paciente sólo tendría que: ¡¡PERDER LA GRASA ABDOMINAL, Y HACER EJERCICIO!!. Casi nunca sería necesaria ninguna medicación.

Les invito a leer más detalles.

 

 1. Error sobre lo que es la diabetes del adulto o diabetes tipo II:

Es aquella diabetes que se desarrolla durante la edad adulta y no en la infancia o juventud. Casi siempre asociada a obesidad, y muchas veces unida a un aumento de colesterol, triglicéridos, y/o hipertensión.

Los pacientes comienzan su tratamiento para la diabetes con tratamiento oral (antidiabéticos orales), además de dieta y ejercicio físico, y no necesitan insulina durante las primeras fases.

Nota importante: a los pacientes con diabetes del adulto y sin haber padecido nunca obesidad (<10%), no son aplicables estas recomendaciones.

 

 2. Error sobre las causas: “mi páncreas no funciona bien porque padezco diabetes ”:

Craso error; el páncreas funciona correctamente, aunque quizá esté un poco debilitado por el sobreesfuerzo de los abusos dietéticos durante años. Al principio su páncreas produce insulina con normalidad, o incluso más de la normal. Pero debido al acúmulo de grasa abdominal, la insulina no penetra en los tejidos y el “azúcar” que trasporta la sangre no se metaboliza y causa daño. Además, trasmite al páncreas la señal de que debe de producir más insulina, y esto fuerza aún más a un órgano debilitado. Así que su páncreas sí que funciona bien, pero su obesidad abdominal impide que trabaje correctamente.

El problema es su obesidad.

No piense “padezco diabetes”, porque usted padece OBESIDAD, y una diabetes como daño colateral. Actualmente comienza a llamarse DIABESIDAD.

 

3. Error sobre el control de la enfermedad: “ padezco diabetes pero todavía no necesito insulina”:

Es el punto de mira de todos los pacientes: “todavía no necesito insulina, luego esto aún no es muy grave, no me preocupo demasiado…” Y este punto es totalmente erróneo, y nos cuesta convencer de esto al paciente.

  • 1ª consideración: La diabetes del adulto es una enfermedad silente, no se manifiestan síntomas importantes durante años, y cuando aparecen, el daño ya es irreversible. Cuando el paciente con diabetes y obesidad, trata la diabetes sin resolver la obesidad, las cifras de glucosa en sangre mejoran un poco, pero el daño biológico, el que no se manifiesta, se sigue produciendo. La obesidad abdominal causa un fenómeno inflamatorio crónico, mediado por radicales libres y que además se acrecienta cuando la glucosa en sangre está alta.
    .
  • 2º consideración: Muchísimas veces la combinación de distintos “pastillas” para la diabetes en los pacientes, no consigue glucemias menores de 115-120 mgr/dl, y sobre todo no consiguen niveles de hemoglobina glicosilada menores de 7-8%, y eso significa, que deberían añadir insulina al tratamiento. Casi siempre se retrasa demasiado la incorporación de la insulina, al tratamiento de la diabetes del adulto. Y no hacerlo causa daños irreversibles. Los pacientes siempre nos dicen: “todavía no necesito insulina”…, aunque ya han recibido la alerta de su médico, de que su posible necesidad. Las insulinas actuales son una reproducción exacta de la insulina propia, y no tiene prácticamente efectos adversos. El efecto adverso es NO utilizarla cuando es necesaria. Pero lo más importante es que si el paciente pierde el exceso de peso (debe pesar en kilos, lo mismo que las ultimas dos cifras de su altura, p.e.: 165cm = 65 kg), la diabetes se cura y “nos olvidamos de la insulina” y de las pastillas para la diabetes.

 

4. Errores sobre dieta, en la diabetes con obesidad:

Todos sabemos que los diabéticos no deben comer dulces, y algunos incluso intentan evitar frutas muy dulces, considerándolas dañinas, y parece que con eso, ya está todo hecho.

  • “Cómo yo no como nunca dulces, no me gustan, nunca he comido, no tengo ningún problema con la dieta”.
  • ¿Y entonces porque cree que es usted diabético si nunca ha comido dulces?….

 

Está claro que no hay que comer dulces, y que además hay factores tan importantes como los dulces, que son las ingestas excesivas o abundantes. Cuando comemos en una misma ingesta 1000 calorías, no es tan difícil para un varón buen comedor, el páncreas tiene que trabajar al máximo rendimiento (permítanme el símil, digamos que “6.000 revoluciones”), cuando resulta que a partir de 3.000 revoluciones ya comienza a sufrir el páncreas; no resuelve las cosas al 100% y a glucosa en sangre se eleva…. Si el paciente hubiese comido 500 calorías, el páncreas hubiese podido hacer su trabajo sin problemas, y la glucosa no se hubiese elevado. No es tan sencillo desde luego, pero es un ejemplo clarificador.

-Ingestas abundantes son perjudiciales cuando existe obesidad y diabetes.

– Ingestas de pequeña cuantía, y comer 5 veces al día, dan un respiro al páncreas, y todo va mucho mejor….

 

5. Error sobre el estilo de vida y el ejercicio si padezco diabetes con obesidad:

Este punto es muy importante, pero más que errores, que los hay muy pocos, es que no se hace ejercicio físico ni una vida suficientemente activa. Sin embargo, hay un aspecto que no se tiene en cuenta lo suficiente, que es la musculación. El musculo es  que consume el exceso de glucosa de la sangre, de manera que recuperar una musculación saludable es fundamental para conseguir un organismo que sepa autorregularse y evitar el daño porque “padezco diabetes”. Pero esto es lo que más “pereza causa” y más disciplina necesita, pero les aseguro que valdrá la pena, y que obtendrán un beneficio enorme. Desde luego no se trata de una musculación explosiva, de grandes pesos, sino de resistencia, de la que no se aprecia, y que se consigue con ejercicios de poco peso y muchas repeticiones…

 

Ánimo queridos pacientes, la solución está en su mano.

Consulte todos estos aspectos con su endocrinólogo o médico de cabecera. Pierda peso hasta que no tenga un abdomen prominente, y haga ejercicio físico. Y si después de mucho esfuerzo no lo consigue, ya sabe queda la alternativa de un tratamiento intervencionista por laparoscopia, de la mano de un equipo experto en cirugía metabólica.

Deja un comentario

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This