Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

6 Mitos del Bypass gástrico: Enfoque emocional y psicológico

Yolanda Melero
Licenciada en Psicología
Psicóloga de la Obesidad

Es muy importante poder cuestionarlos y conocer de manera más exacta que es lo que ocurre exactamente y qué supone a nivel emocional operarse de bypass, clarificando estos mitos del bypass gástrico.

En este artículo nos vamos a dedicar a exponer los principales mitos del Bypass Gástrico desde la vertiente psicológica. Muchos de los pacientes, antes de operarse, suelen tener una serie de ideas preconcebidas de que les supondrá operarse de bypass. Algunas de ellas no son correctas y pueden llevarle a dejar de operarse (sin la información oportuna) o bien le pueden dificultar el proceso antes y después de esta operación. Por ello, es muy importante poder cuestionarlas y conocer de manera más exacta que es lo que ocurre exactamente y qué supone a nivel emocional operarse de bypass, clarificando estos mitos del bypass gástrico.

Si desea conocer otros mitos y verdades del Bypass Gástrico, con un enfoque nutricional o clínico-médico, consulte los siguientes artículos:

 

6 Mitos del Bypass gástrico: Enfoque emocional y psicológico:

No podré disfrutar de la comida.

Uno de los principales mitos del bypass gástrico es que uno vez operado el paciente va a dejar de disfrutar cuando come. Esto viene de la idea que si uno deja de comer rápido y en grandes cantidades no puede haber disfrute. Como si el disfrute viniera del engullir cuanto más mejor. La experiencia con nuestros pacientes refleja un hecho totalmente opuesto, la persona comienza a descubrir muchos sabores y texturas que no había percibido nunca. Comienza también a contactar realmente con lo que come y se da cuenta que ese disfrute del pasado no era más que una manera de calmar esa compulsión y adicción hacia la comida.

Tendré menos vida social.

Así mismo, otros mitos del bypass gástrico se relacionan con el hecho de salir menos, de quedar menos con amigos y familiares. Las personas piensan que no podrán comer casi de nada y que ya no se lo pasarán bien en sus salidas. Pues bien, sí que es cierto que el primer mes tras la operación es más complicado salir, por la dieta postoperatoria. Pero luego, justamente pasa al contrario, la persona incluso deseará salir más porque podrá comer casi de todo en pequeñas cantidades y encima disfrutar de la compañía de sus allegados sin preocuparse de engordar. En general se tiene más ganas de salir, de hacer vida fuera de casa, de vivir la vida más plenamente y lo único que puede interferir en ello son los miedos y los falsos mitos del bypass gástrico.

cambios-emocionales-bypass-gastrico

Tendré que hacer un férreo control de lo que como si no quiero engordar.

Tanto pacientes como familiares suelen pensar que después del bypass gástrico el paciente tendrá que seguir una disciplina muy severa, sin comer nada graso, hipercalórico, frito… y pesándose muy a menudo para que el proceso se desarrolle correctamente y el paciente no vuelva a ganar peso. Este es uno de los mitos del bypass gástrico más dañinos, porque pone a la persona en un estado de excesivo control, con la sensación constante de prohibición y encima con la expectativa de que así todo irá bien. Y justamente es al contrario, hemos observado que con esta actitud la persona baja menos de peso (porque se ralentiza el metabolismo) y encima luego (cuando se cansa) se descontrola su alimentación y ahí sí que puede empezar a engordar.

Tras la cirugía tendré menos vitalidad que antes.

Este punto en algunas ocasiones puede darse a principios del proceso, puesto que el organismo es sometido a un cambio importante a muchos niveles. Pero es indudable que este punto es uno de los mitos del bypass gástrico puesto que lo que experimentan los pacientes es justamente lo contrario: mayor vitalidad y mejoría en el estado de ánimo (al ganar movilidad y mejorar su imagen). La mayoría de los pacientes operados suelen decir que nunca se habían sentido tan bien, enunciando una frase que hemos escuchado muchísimas ocasiones: “Ojalá lo hubiera hecho antes”.

La cirugía es la vía fácil, no implica ningún cambio en mi estilo de vida.

Otros de los mitos del bypass gástrico es el hecho de pensar que la operación lo hace absolutamente todo y que uno no ha de poner de su parte. Y es justamente al contrario, el bypass gástrico favorece que uno cambie de manera muy fácil el estilo de vida, dejando de hacer dietas estrictas, comiendo variado, dando un espacio y tiempo adecuado a cada comida, llevando una vida activa… Es decir, todo esto es muy importante para tener un óptimo proceso, la operación lo facilita mucho pero la última responsabilidad es de la persona y ésta es la máxima responsable de los resultados obtenidos.

No seré capaz de llevar a cabo todas las pautas.

Antes de la intervención del bypass gástrico, algunos pacientes al conocer las pautas suelen pensar que no serán capaces de llevarlas a cabo. Este es uno de los mitos del bypass gástrico, pensar que el proceso será muy difícil y duro y que no podrán hacerlo. No negamos que el paciente tiene que estar concienciado y motivado, pero sí que observamos que la mayoría de las personas (o los familiares) se infravaloran en sus capacidades porque a la hora de la verdad, los pacientes a pesar de experimentar algún obstáculo en el camino, suelen llevar el proceso mucho mejor de lo que esperaban (muchos lo dicen con estas mismas palabras textuales).

 

Para mayor información sobre la experiencia de otros pacientes operados de Bypass Gástrico, recomendamos ver el siguiente vídeo-testimonio:

 

Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBÉSITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Clínica tratamiento obesidad

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This