Actualidad
Artículos divulgativos

Colaboración anónima: Cómo tomé la decisión de operarme


Me gustaría que supierais que me siento muy honrada de que me hayáis pedido esta pequeña colaboración de cómo tomé la decisión de operarme.

Yo decidí que necesitaba operarme porque me sentía mal, como muerta en vida. Sinceramente yo me sentía viva, muy viva, pero cuando estas gorda te matan los demás, la sociedad. Creen que estas así porque quieres, no te cuidas y no te privas de nada, y de alguna manera te anulan. Estas muerta en vida. Y empiezas a creer de alguna manera que estas muerta en vida y eso se traslada a todas las parcelas de tu vida con mayor o menor intensidad. Y si tienes suerte de tener buenos amigos, familia que te quiere, y un marido estupendo y dos soles de hijos, aún se lleva mejor, porque si no los tuviera a ellos me hubiera muerto seguro.

No hace tanto yo tenia un peso o un sobrepeso relativamente normal, pero hace unos cuatro años empecé a engordar muy rápidamente, mis dos embarazos seguidos no hicieron más que contribuir a este descontrol. Me lo comía todo mucho hasta reventar, pero era algo que no podía parar. No había nada que yo pudiera hacer, estaba descontrolada y es que por más que lo pensara y que me planteara cambiar no había manera. Era una horrible lucha interna en la que cada día empezaba una dieta, y cada noche la terminaba dejando por imposible. Imposible controlar mis impulsos, no podía estar ni un solo día entero a dieta. Yo llegue a creer que no me podría operar porque no lograría estar 15 días tomando sólo batidos. Yo necesitaba cambiar esta situación y sabía que sola, por mí cuenta o haciendo mil dietas no había solución.

Otro factor muy importante que me hizo tomar esta decisión fue mi estado de salud, no puedo hablar de problemas graves y concretos, pero sí de un malestar generalizado, me sentía muy cansada con cierta falta de energía. Me dolía la espalda, me enganchaba del lumbago, se me hinchaban las piernas y me dolían en verano.

Y hacía mucho tiempo que me quería operar, hacía dos años había ido a Clínicas Obésitas, pero no me decidí tenia miedo, no tenía el dinero, mis hijos eran muy pequeños. Y por fin este año volví y todo era diferente ahora tenía el dinero, mis hijos habían crecido suficiente para no depender tanto de mí, mi marido veía que es la persona que me ha sufrido mis dietas, mis malos humores y todas mis crisis personales veía que era la mejor y la única solución.

Hace solo un mes y poco que me he operado he perdido alrededor de quince kilos y me siento fenomenal, ligera, guapa y supermujer. No tengo pensamientos negativos sobre mi misma, siento que empiezo una nueva etapa de mi vida como cuando te vas de casa de tus padres o encuentras tu trabajo y te independizas, y vas haciéndote adulta y tomas tus propias decisiones.

Me gustaría despedirme dándoos las gracias por que hacéis felices a muchas personas y nos ayudáis a volver a empezar a tener una nueva oportunidad y sentirnos vivas/os.

También os diré una cosa gordos y gordas da un poquito de pena no poder comer como antes, pero poco a poco te vas acostumbrando. Y si pones en la balanza lo bien que te sientes y estas no hay color.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

El alimento principal para alimentar a nuestras bacterias intestinales es la fibra soluble, ya que e...
3 Jul 2018
Dos datos muy significativos: En España, el 26% de la población infantil tiene sobrepeso y el 14% ...
11 Nov 2015
Los testimonios reales de bypass gástrico tratan de satisfacer unas necesidades para el paciente co...
20 Dic 2013