Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Alimentación y deporte en el paciente bariátrico

Lydia Amador Martí
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

El asesoramiento dietético es imprescindible en cualquier persona, pero en especial para los pacientes operados de obesidad que realizan deporte regularmente. El deportista debe llevar un plan de alimentación acorde a las características personales y a la disciplina deportiva practicada.

Actualmente la cirugía bariátrica es una de las alternativas más comunes a la que los pacientes acuden para solucionar su problema de obesidad mórbida. La alimentación y deporte en el paciente bariátrico son imprescindibles. Una vez operados tienen que mantener un estilo de vida saludable con una alimentación sana y practicar ejercicio de forma regular.

A medida que los pacientes se van sintiendo mentalmente motivados y físicamente ágiles, van practicando ejercicio físico gradualmente. Mientras la mayoría de pacientes acaba practicando ejercicio de corta duración (45 min- 1h), de intensidad baja-media y con frecuencia semanal o mensual  (caminar, ir en bici o al gimnasio 2-3 veces por semana aproximadamente 1 hora), sólo una minoría son los valientes que se aventuran a la práctica de deporte de larga duración (3-4horas), de intensidad baja, media o alta y de frecuencia diaria o casi diaria. Generalmente, éstos últimos se especializan o aficionan a una disciplina deportiva (natación, ciclismo, maratón, triatlón…) concibiéndolas como una forma de vida.

Actualmente la nutrición deportiva genera gran interés, tanto en profesionales de la salud como en el público en general.

paciente-bariatrico-deporte-600x350

Dado que la alimentación es uno de los factores que influye notablemente en el rendimiento deportivo, recomendamos que los pacientes acudan a un nutricionista especializado, que en colaboración con otros profesionales (médico deportivo, fisioterapeuta, psicólogo, preparador físico) se encargará de proporcionar un plan alimentario  encaminado a responder las exigencias energético-nutricionales e hídricas que requiera el deportista. Para ello se tendrá en cuenta un número importante de variables como son:

La disciplina deportiva:
-Tipo (disciplinas de fuerza, potencia, velocidad…) Un culturista y un atleta maratoniano tienen unas exigencias contrarias.
-Fase: entrenamiento (preentrenamiento, durante el entrenamiento y post-entrenamiento) o competición.

El deportista:
-Características personales del deportistas (sexo, edad, complexión y composición corporal…)
-Características culturales: patrón alimentario (veganos, ovolactovegetarianos) y costumbres culturales. La cultura de un deporte puede determinar las decisiones y conductas en materia de alimentación.
-Posibles patologías (anemias, celiaquía, diabetes).
-Condiciones especiales: pacientes intervenidos de cirugía bariátrica, discapacitados físicos…

El ambiente:
-Características ambientales (clima,   temperatura, humedad, altitud, latitud…)

Dada la gran variabilidad de factores que pueden afectar al rendimiento deportivo, vamos a ceñirnos a proporcionar algunos consejos para el paciente bariátrico que realiza deporte de forma moderada.

1-Realizar más de 5 ingestas diarias con el objetivo de  disponer de una energía suficiente que cubra nuestras necesidades energéticas. Esta energía debe prevenir de reservas corporales de glucógeno y grasa, preservando la masa muscular, que bajo ningún concepto debe ser fuente de energía. En el artículo “Influencia de alimentación en el rendimiento deportivo”, explicamos con más detalle en qué consisten estas reservas y cómo se utilizan en función del tipo de deporte realizado.

2-Realizar ingestas equilibradas nutricionalmente, que proporcionen un pequeño aporte de proteína. Dado que el paciente operado no puede consumir filetes grandes de carnes o pescado, es importante que aporte alimentos proteicos animales y vegetales a su alimentación (carnes magras, huevo, pescado, legumbres…), aconsejamos consumir huevo y  pescado preferentemente, ya que son alimentos de fácil digestión a diferencia de las carnes y este es el motivo de que la ración consumida sea más grande, aportando a su vez mayor cantidad de proteína.

3-No olvidar los alimentos ricos en Hierro, B9 o B12 para evitar la “anemia del deportista”. A través de nuestra página “vitaminas y minerales en los alimentos, podrá encontrar las fuentes alimentarias más destacadas de algunos micronutrientes”.

4-Es posible que sea necesario consumir antes del entrenamiento, durante y después, alimentos que proporcionen una rápida carga de energía. El nutricionista valorará si es suficiente aportar determinados alimentos o es necesaria alguna ayuda ergogénica o complemento nutricional que explicaremos más adelante.

5-No consumir comidas copiosas previamente a un entrenamiento o competición.

6-Vigilar la hidratación: el deportista debe estar bien hidratado antes de realizar el deporte, durante y después. Es posible que en función del tipo e intensidad del deporte se tengan que consumir bebidas isotónicas, sin embargo, le aconsejamos que pregunte previamente porque a veces se consumen sin justificación.

 

 Ayudas ergogénicas, suplementos y complementos nutricionales

Aunque parezcan términos iguales, son diferentes en cuanto a su objetivo de uso.

Una ayuda ergogénica es aquella sustancia que tiene como objeto mejorar el rendimiento deportivo actuando sobre las vías metabólicas. No son sustancias dopantes (por ejemplo la creatina).

Un suplemento nutricional es que proporciona un aporte extra de nutrientes a una dieta normal. (ej. Suplemento vitamínico).

Un complemento nutricional es aquél que completa los requerimientos nutricionales, que una dieta por sí sóla no permite alcanzar (batidos energéticos, proteínas de fácil asimilación).

La sobreinformación sobre este tipo de productos genera rumores por los gimnasios de barrio y entre deportistas profesionales. Solamente los sanitarios  (médicos o nutricionistas deportivos) que dediquen su actividad al mundo de deporte, pueden orientar mejor con respecto al consumo de estas “ayudas” (tipo de deporte, dosis, frecuencia, momento del día en el que se ingiere…). Es tan grande la oferta de productos que incluso los más entendidos requieren de una formación continuada.

Para concluir, el paciente bariátrico y deportista, debe acudir a un nutricionista que le realice un asesoramiento dietético y un plan de alimentación acorde a las características personales y requeridas por la disciplina deportiva practicada. El paciente no aceptar acríticamente los rumores o consejos de otros compañeros sin formación.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.             
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This