Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

¿Qué podemos hacer para prevenir la obesidad infantil?

Lydia Amador Martí
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

Le informamos de los planes en marcha por el Gobierno para la prevención de la obesidad infantil y recomendaciones para la prevención en el hogar.

¿Qué hace nuestro gobierno?

A través de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), cuyo principal objetivo es promocionar la salud en el ámbito de la nutrición y se centra en especial en la problemática de la obesidad, se han propuesto distintas estrategias para combatir la obesidad infantil.

Según la SEEDO (Sociedad Española para el estudio de la obesidad) la obesidad en los niños está siendo un creciente problema en los países occidentales, por ello, es necesario incidir en el ámbito escolar y familiar favoreciendo un ambiente que fomente la alimentación saludable y el ejercicio físico.

Actualmente en España están en marcha dos principales actuaciones, dos sistemas preventivos de la obesidad infantil; “la estrategia NAOS“ y el “programa PERSEO“.

¿Qué es la Estrategia NAOS y el Programa Perseo?

La estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), se puso en marcha en el 2005 desde el Ministerio de Sanidad y Consumo. Abarca todos los entornos posibles a nivel individual, familiar y comunitario a través de empresas, colegios, sistema sanitario y municipios.

El programa PERSEO (Programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio contra la obesidad) se basa en realizar en CENTROS ESCOLARES, un conjunto de actividades dirigidas a alumnos de educación primaria de 6 a 10 años, implicando a su vez a la familia del alumnado y a todo en entorno escolar.

Entre sus actividades se encuentran:

  • Valorar antropométricamente a los niños (al inicio y al final del programa).
  • Formar a escolares, familias, equipos directivos y profesores.
  • Intervenir sobre comedores escolares.
  • Intervenir sobre actividades extraescolares.

¿Cuáles son sus objetivos clave?

  1. Promover la adquisición de una alimentación equilibrada y de la práctica regular de actividad física entre los escolares.
  2. Promover políticas que fomenten la adquisición de hábitos de vida saludables; educación en colegios, implicación de comedores escolares.
  3. Propiciar un marco de colaboración con las empresas del sector alimentario para producir productos más sanos y regular la publicidad y Marketing alimentario.
  4. Impulsar la sistemática de la obesidad y sobrepeso a través del SNS (Sistema Nacional de Salud).
  5. Seguir y evaluar las medidas propuestas y los resultados obtenidos.
  6. Detectar precozmente la obesidad y evitar que progrese con evaluaciones clínicas realizadas por profesionales sanitarios de atención primaria.

¿Cómo prevenir la obesidad infantil desde el hogar?

La familia debe fomentar que el niño realice ejercicio físico y cuidar de su alimentación haciéndole partícipe. Algunas pautas son:

  • Hacer de la alimentación algo divertido: el niño debe participar en la compra, en la elaboración de comidas, en la preparación de la mesa, se le debe dar cierta responsabilidad.
  • La comida debe sorprender y el entorno familiar educar: los padres deben formarse para explicar a sus hijos para qué sirven los alimentos, sus funciones en el cuerpo, cuánto se necesita de cada alimento…
  • Hacer la comida apetecible: cocinar los alimentos de diferentes maneras, combinando alimentos y presentándolos en la mesa de forma atractiva, la familia debe jugar con las texturas, los colores, las formas…
  • Tener variedad en la alimentación para conseguir una dieta nutritiva: es importante comer de todos los grupos de alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados, cereales, legumbres, lácteos…).
  • Tener un orden: es importante disfrutar en familia del momento de la comida o de la cena, en un ambiente relajado y tranquilo; siguiendo un orden a la hora de comer: primer plato, segundo plato y postre.
  • Realizar las cinco ingestas diarias: las tres comidas consistentes del día deben ser el desayuno, la comida y la cena. Es importante que además los niños almuercen y merienden ya que están en edad de crecimiento y los alimentos deben distribuirse a lo largo del día para que el cuerpo obtenga de ellos los nutrientes que necesita.
  • La dieta debe ser equilibrada y sana: Conoce el menú del colegio para complementarlo con el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Hay que escoger los alimentos con menos grasa, con poca sal, abundantes vegetales (verduras, frutas, legumbres y cereales integrales) y en cantidades acordes a su apetito y a sus necesidades. Deben evitarse el consumo habitual de dulces, refrescos, chucherías, bollería, patatas fritas de bolsa y similares o precocinados como hamburguesas y pizzas.
  • Realizar actividades extraescolares deportivas: el niño debe repartir su tiempo en tiempo de estudio, tiempo de relax, y tiempo de juego evitando el ordenador o la televisión y estimulando los juegos de grupo que impliquen gasto energético.
No hay que olvidar que la problemática de la obesidad infantil aumenta y es primordial la creación de sistemas preventivos adecuados. Los resultados demuestran que la PREVENCIÓN es efectiva más que tan sólo el tratamiento. Es primordial la implicación por parte de los educadores y la familia
Contacto

Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBESITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · Spain

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad