Actualidad
Artículos divulgativos
Salvador Ferrando Herranz
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

Complementación proteica tras cirugía de la obesidad

Salvador Ferrando Herranz
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

La complementación proteica tras cirugía de la obesidad es una de las claves para conseguir una calidad óptima en las proteínas de nuestra alimentación. Como ya hemos comentado en artículos anteriores, la calidad de la proteína ingerida es realmente importante para conseguir un funcionamiento adecuado del organismo y una buena recuperación tras una operación de Tubo o Manga Gástrica (Sleeve).

Repasando los datos más importantes de las características de las proteínas, recordamos que existen las proteínas de alta calidad (principalmente de origen animal) y las de baja calidad (principalmente de origen vegetal). También son llamadas proteínas de biodisponibilidad alta o proteínas de biodisponibilidad baja. En este punto aparece el término «complementación proteica». Esta hace referencia a una mejora de la calidad proteica al ingerir proteínas de distintas fuentes.

Pero… ¿Dónde está la complementación proteica? En realidad, no está en ningún sitio en concreto, ni tampoco en un alimento en particular. Está en nuestras manos. Y digo esto puesto que la complementación proteica se basa en conseguir una proteína de alto valor biológico a través de la buena combinación de diferentes alimentos que contengan proteínas de bajo valor biológico (Es decir 2 alimentos con proteínas de baja biodisponibilidad crean una combinación de proteínas de alta biodisponibilidad en el mismo alimento).

Los motivos de este hecho tan curioso, son a nivel químico. Cada alimento proteico contiene una combinación de aminoácidos específica (Cada grupo de aminoácidos forma una proteína determinada). Ciertos alimentos de origen vegetal no contienen algunos aminoácidos que sí que están presentes en otros alimentos. Por ello, al combinarlos y consumirlos de forma simultánea conseguimos una proteína completa y de calidad, puesto que si falta algún aminoácido, la proteína nunca será ideal. Y esto debemos de tenerlo en cuenta para que no nos falte este nutriente esencial tras una operación de obesidad.

Complementación proteica tras cirugía de la obesidad:

A continuación exponemos algunos ejemplos de combinaciones proteicas. Podrán comprobar que muchas de ellas son habituales en nuestra alimentación y forman parte de nuestra cultura alimentaria:

– Leche + Cereales ó Yogur + Cereales

– Lentejas + Arroz integral (Ensalada; Caldo…)

– Alubias + Maíz (En ensalada por ejemplo)

– Crema de garbanzos + Pan

– Garbanzo + Sesamo (Hummus)

– Mijo + Lentejas (Ensalada)

– Habichuelas + Espelta

– Maíz + Guisantes (Crema)

 

Cabe destacar que también existen otros alimentos de origen vegetal con un perfil proteico mucho mejor como por ejemplo la quinoa, el trigo sarraceno, el amaranto, la chía y la soja fermentada. Por tanto podemos plantearnos el introducirlos en nuestra dieta de forma habitual siempre y cuando sienten bien tras la operación de reducción de estómago.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

El mantenimiento de las diferentes estructuras de nuestro organismo requiere de un adecuado suminist...
1 Oct 2019
calidad del pan
  Los cambios en las tendencias de consumo por la población con respecto al pan se han visto a...
26 Jul 2019
El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es un complejo trastorno multifactorial, poligénico, a...
28 Jun 2019