Actualidad
Artículos divulgativos
Salvador Ferrando Herranz
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

Beneficios del huevo tras una operación de obesidad

Salvador Ferrando Herranz
Graduado en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

El huevo es un alimento muy completo y cargado de nutrientes muy importantes para nuestra salud. En este artículo hablaremos de los beneficios del huevo tras una operación de obesidad.

El huevo es según su definición un cuerpo redondeado, de tamaño y dureza variables, que producen las hembras de las aves o de otras especies animales, y que contiene el germen del embrión y las sustancias destinadas a su nutrición durante la incubación. Por este motivo se encuentra repleto de nutrientes esenciales, puesto que contiene gran cantidad de sustancias que se usan para la formación de dicho embrión.

Entre los nutrientes que destacan podemos encontrar:

  • Proteínas de alto valor biológico
  • Vitaminas liposolubles (A; D; E y K)
  • Vitaminas hidrosolubles (B2; B5 y B12)
  • Minerales (Hierro; Fósforo; Potasio y Selenio)
  • Carotenoides (Luteína y Zeaxantina)
  • Ácidos grasos esenciales (Omega-3)

Como podemos comprobar, gracias a este alimento conseguimos aportar a nuestro organismo todo tipo de nutrientes esenciales para una salud óptima tras una operación de obesidad.

Recomendamos los siguientes artículos para mayor información:

 

Además, al contrario de lo que se pensaba hace años, el colesterol que contiene no afecta de forma negativa a los valores de nuestro colesterol sanguíneo, de hecho la Fundación Española Del Corazón no desaconseja su consumo a no ser que existan variables genéticas que predispongan al desarrollo de la hipercolesterolemia (Hipercolesterolemia familiar por ejemplo), en cuyo caso debería verse limitado su consumo. Pero si somos personas sanas podemos consumir incluso un huevo al día que no producirá efectos adversos en nuestro organismo.

Si unimos esto a la gran variedad de formas de preparación que ofrece nuestra querida cocina mediterránea, lo convertimos en una fuente ideal de comidas y cenas para pacientes con reducción de estómago.

En el caso de pacientes intervenidos de alguna operación de estómago es ideal para conseguir aumentar los aportes de proteínas, vitaminas liposolubles y hierro, nutrientes que en ocasiones se encuentran en déficit en este tipo de pacientes. Sin embargo, lo más importante es asegurar una preparación adecuada, que no interfiera en una digestión adecuada.

Para ello, debemos evitar las preparaciones que tengan una digestión difícil. En general suelen tener mayores dificultades para digerirlos cuando son fritos, aunque en intervenciones como el Bypass Gástrico o reducción de estómago también se encuentran dificultades en su forma cocida (Huevo duro principalmente).

Los métodos de cocinado más favorables suelen ser la tortilla, el revuelto con poco aceite y el huevo pasado por agua (Escalfados).

Además, se trata de un producto económico, de preparación rápida y que no es excesivamente perecedero siempre y cuando sea conservado de forma adecuada.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

En Navidad consumimos alimentos poco frecuentes en nuestra alimentación diaria, de alto nivel caló...
20 Dic 2019
El creciente consumo de productos ultraprocesados es un problema de elevada importancia para la Salu...
31 Oct 2019
El mantenimiento de las diferentes estructuras de nuestro organismo requiere de un adecuado suminist...
1 Oct 2019