Actualidad
Artículos divulgativos

Elección de alimentos en la obesidad por su densidad calórica


Cuando pensamos en lo que vamos a comer, estamos acostumbrados a pensar en el sabor de los alimentos que vamos a tomar, elegidos en muchas ocasiones según las costumbres o modas del momento. La elección de alimentos en la obesidad por su densidad calórica es algo que debemos tener en cuenta.

También pensamos en como los vamos a preparar para que nos resulten lo mas sabrosos o apetitoso posible, pero es importante empezar a habituarnos a pensar en cuanta energía nos va a proporcionar ese alimento al organismo.
La energía de cada alimento se mide en calorías, cada alimento tiene un valor energético que varia mucho de uno a otro.

¿Qué es la densidad calórica de un alimento?

La densidad calórica que tiene un alimento, significa las calorías que nos va a proporcionar ese alimento en relación a su peso. Podemos hablar de alimentos con alta densidad calórica como la mantequilla, el alcohol, el chocolate, siendo estos alimentos que van a proporcionarnos una elevada cantidad de calorías respecto a su peso, y también podemos hablar por el contrario alimentos de baja densidad calórica como la lechuga , la zanahoria , los vegetales en general que contienen mucha agua y muy pocas calorías.

¿Cómo debe ser mi elección de alimentos en la obesidad por su densidad calórica?

A la hora de diseñar nuestro menú diario:

  1. Debemos de evitar alimentos con alta densidad calórica o energéticos y con poco contenido nutricional, como es el caso de muchos alimentos procesados.
  2. Debemos elegir los alimentos con alta proporción de agua y baja de grasas, por ejemplo frutas, verduras, sopas, carne magra, y productos lácteos con poca grasa, son de baja densidad calórica y por tanto proporcionan pocas calorías por cada ración.

Seguir una dieta de baja densidad calórica nos permite que consumir porciones o raciones generosas de alimentos, y ello puede disminuir la sensación de hambre mientras se reducen las calorías.

Aquí presentamos un ejemplo de dieta que consigue unificar alimentación saludable con alimentos baja densidad calórica.

Ejemplo de Menú:

Desayuno:
Leche desnatada c/ café o Malta
Pan integral tostado c/ aceite de oliva

Almuerzo o Media Mañana:
Yogur desnatado o Pieza de Fruta

Comida:
Arroz, Pasta o Legumbres ( elaboradas con verduras)
Ensalada fresca
Postre lácteo desnatado o Fruta

Merienda:
Infusión o Zumo de Fruta natural
Galletas sencillas (2-3 unidades)

Cena:
Verduras (hervida, plancha o puré)
Carne, Pescado o Huevo ( con condimentaciones suaves )
Postre Lácteo desnatado o Compota de frutas o Fruta natural

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

En Navidad consumimos alimentos poco frecuentes en nuestra alimentación diaria, de alto nivel caló...
20 Dic 2019
En el presente artículo trataremos las características, beneficios y riesgos del consumo de la cre...
29 Nov 2019
El creciente consumo de productos ultraprocesados es un problema de elevada importancia para la Salu...
31 Oct 2019