Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Bypass tipo SADIS, la opinión del experto. Dr. Ferrer

Compartir en:

El Bypass tipo SADIS es una nueva operación para el control de la obesidad, que aúna las características excelentes de la operación de Tubo Gástrico (que tanto éxito ha tenido), junto con las del ya clásico Bypass Gástrico o Cruce Duodenal. Se trata de realizar una operación de Tubo Gástrico, dándole al estómago una forma tubular, y a la salida del estómago por detrás de la válvula de salida se realiza una derivación del intestino entre el duodeno e íleon, es lo que se llamaría el Bypass o derivación duodeno-ileal.

Con esto conseguimos una operación fisiológica y que aporta una calidad de vida excelente a los pacientes. Por un lado está el estómago, que al igual que en el Tubo gástrico conserva todas las funciones fisiológicas de entrada de los alimentos, digestión y salida de los alimentos. Además, esta operación mantiene las funciones de primero digestión y luego absorción, cosa que no sucede con el Bypass gástrico, donde la digestión desaparece y se realiza por fermentación. Y por tanto, un estómago normal fisiológico, da mucha comodidad y calidad de vida.

Los mecanismos de sensación de saciedad y llenado del estómago son los naturales, los fisiológicos, y cuando el alimento sale por debajo del estómago se produce una derivación, de tal manera que no recorre todo el intestino, sino que solo recorre el 50%, con esto conseguimos la parte malabsortiva de la operación, que es lo que le da más fuerza o una fuerza añadida respecto a la operación de Tubo gástrico.

En general, comparando el Bypass tipo SADIS con el Bypass Gástrico convencional, pues es una operación que tiene menos restricción, mayor calidad de vida en cuanto a la ingesta y más malabsorción. De manera que globalmente conseguimos una operación mucho más fisiológica.

Además, existen otras características técnicas que evitan posibles efectos secundarios que podrían aparecer con el Bypass y que aquí, la frecuencia disminuye mucho, por no decir que son prácticamente inexistentes, como serían las úlceras anastomóticas, que sí que podrían existir (pero mucho menos frecuente) y las hernias internas entre otras.

Podría decirse que es una de las operaciones mejores de las que hoy tenemos a disposición para el control de la obesidad. Actualmente ya se está realizando en los 5 continentes, aunque por equipos seleccionados, porque es una operación técnicamente compleja y muy exigente para el cirujano y su equipo. En España la lideró el Doctor Sánchez Pernaute, con quien nos hemos formado y a quien estamos muy agradecidos. Nosotros realizamos la técnica por Laparoscopia y anestesia mini-invasiva, utilizando la misma técnica que tanto éxito nos ha aportado como hasta ahora del Tubo gástrico, y la derivación duodeo-ileal por debajo del estómago se realiza con una anastomosis manual, que es la más compleja pero la más segura, y que nos está aportando excelentes resultados. Podemos aplicar también en esta técnica la recuperación tipo “fast track”, donde el paciente no tiene que pasar por la UCI y tiene una recuperación muy rápida o una estancia en el hospital de sólo 2 días y una vida más o menos normal a los 5 – 7 días de la operación.

La operación tiene un excelente resultado con una pérdida de peso aproximada entre un 85% – 90% del exceso de peso, y por su fuerza, está indicada para pacientes con doble obesidad mórbida o en pacientes con importantes problemas metabólicos como diabetes insulinodependiente, etc. Además, es la técnica idónea para pacientes que por las circunstancias que fuese, hubiesen fallado una operación previa de Tubo Gástrico. En el caso de que se decidiese revisar la cirugía de tubo gástrico, con esta técnica, la primera parte (la realización de Tubo gástrico) ya la tenemos, y simplemente es necesario realizar la derivación duodeno-ileal tal y como se ha explicado. De tal manera que sería la técnica idónea para casos como éstos.

En nuestra página web podrá encontrar información detallada sobre ésta técnica.

Categoría: 2º Bypass Gástrico - SADIS
Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This