Actualidad
Artículos divulgativos

  • Doctor in Medicine and Surgery.

  • Specialist in Bariatric and Metabolic Surgerya.

  • Chief Surgeon / Director of Obesity Clinics.

Método POSE y método «Endo-Sleeve o Plicatura Endoscópica»


  • Doctor in Medicine and Surgery.

  • Specialist in Bariatric and Metabolic Surgerya.

  • Chief Surgeon / Director of Obesity Clinics.

El método POSE y el método «Endo-Sleeve o Plicatura Endoscópica«, también llamados «reducción de estómago sin cirugía», ha irrumpido con fuerza en los tratamientos para la obesidad desde hace unos 2 años. El atractivo de «sin cirugía» y una fuerte campaña publicitaria promovida por potentes empresas dedicadas a la estética y recientemente a la obesidad, han facilitado la popularidad de este tratamiento, desconocido por otro lado en casi todo los países de Europa.

Sin embargo, con el método POSE, se están obteniendo resultados mediocres, totalmente distintos a las expectativas de los pacientes. Tanto es así, que las demandas judiciales están a la orden del día, como nosotros mismos hemos podido comprobar en pacientes que consultan en nuestra Clínica. Y una de las causas principales, es la información insuficiente o incompleta que se le trasmite al paciente, sin destacar de forma explícita, que estos tratamientos no son definitivos, sino que tienen una durabilidad limitada, de entre 12 y 18 meses. De manera que nos encontramos ante un tratamiento que puede resultar interesante, pero NO definitivo. Estaría en el mismo grupo que el BALON GASTRICO, pero con una durabilidad mayor.

¿Qué es el método POSE, como actua y porque no es definitivo?

Tanto el POSE como la Plicatura Endoscópica, buscan reducir el tamaño de la luz del estómago, y con ello su capacidad, mediante una gastroscopia. Se trata de un tratamiento que busca disminuir el tamaño del fundus del estómago (cámara del estómago que permite su distensión y que podamos comer mucho), mediante unos puntos que de aplican con una gastroscopia o endoscopia.

Realizar algo así mediante endoscopia, supone todo un reto, por la miniaturización de todos los instrumentos, de los puntos, etc, y en cuanto la industria ha sido capaz de desarrollar algo así, se han apresurado a convencer a médicos y pacientes de sus grandes posibilidades. Ademas, el hecho de poder realizarlo por endoscopio o gastroscopia, «sin tener que operar al paciente», y que dio pie al desafortunado eslogan «Reducción de Estómago sin cirugía», resultaba francamente atractivo y prometedor,

Y hasta aquí, todo muy bien, excepto que la eficacia de ese sistema de puntos, tal y como estaban diseñados, se realizaban en el método POSE mediante un sistema de pellizco de tejido, que lo mantenía arrugado y que poco a poco iba disminuyendo la capacidad del fundas del estómago. Esto puede verse representado en la figura siguiente.

 

FIG1. Método POSE. Fíjense en como se reduce el tamaño del bolsón superior del estómago.

Realmente, e famoso eslogan ha sido un poco pretencioso, porque por el momento no pueden compararse una reducción de estómago realizada mediante cirugía, con un método POSE. Son dos técnicas totalmente distintas, y con resultados totalmente distintos, como luego se ha sabido. Efectivamente el método POSE se realizaba sin cirugía, de forma rápida y con mínimos riesgos, pero los puntos tenían una duración muy limitada, nunca bien contrastada, pero nunca mayor de 12-18 meses.

Y la causa de esto es muy sencilla, cada vez que el paciente come y llena la luz del estomago, la pared del estómago tracciona con fuerza sobre los puntos, varias horas al día, y durante días y días, hasta que el tejido que muerden los puntos, se desvitaliza y los puntos se van. A partir de aquí, se va recuperando poco a poco el volumen original del estómago.

Esto sucede hasta tal punto, que nosotros hemos llegado a poder implantar un Balón Gástrico a una paciente que llevaba tratada mediante POSE hacia 12 meses, y que nunca había llegado a perder peso. Otras muchos pacientes, si que han podido perder peso, temporalmente ayudados por el método POSE, aunque con posterioridad lo han recuperado con mayor o menor rapidez según sus cuidados y empeño.

 

¿Qué es el método ENDO-SLEEVE o PLICATURA ENDOSCOPICA o METODO APOLLO?.

El método ENDO-SLEEVE supone un gran avance cualitativo respecto al POSE, porque mediante un instrumento llamado «OverStitchTM«, y desarrollado por «Apollo», permite por primera vez, no coger pellizcos de tejido donde se sujeta un punto que lo arruga, sino dar puntos a los tejidos a través de la endoscopio o gastroscopia, como si estuviésemos operando a un paciente.  Con ello se consiguen métodos más parecidos a la cirugía laparoscópica, que permiten realizar «plastias» o modificaciones de la anatomía del estómago, mas parecidas hasta lo que ahora hemos realizado mediante cirugía.

Se un trata de un método muy atractivo, y que parece tener mucho futuro. Además, parece que poder resolver algunos de los problemas que pueden aparecer tras una cirugía, sin tener que volver a operar al paciente.

Con este método, se puede conseguir una reducción del tamaño del estómago, que aunque también es temporal, desde luego es más eficaz que el método POSE, y como decíamos se aproxima más a lo que sería una reducción del estómago tipo «Plicatura Gástrica por laparoscopia».

En todo caso, el método Endo-Sleeve o Plicatura Endoscópica, aunque en manos expertas puede utilizarse con seguridad, no es un tratamiento definitivo y se encuentra en fase de estudio clínico. Permite reducir el tamaño del estomago de los pacientes, que se sienten capaces de seguir luchando contra su obesidad sin tener que acudir a una operación, y se estima que tiene una durabilidad de 18 – 24 meses.

«Plicatura Gástrica por Endoscopia» o Plicatura Gástrica por laparoscopia: ¿Cuál y Porqué?

Ambas técnicas persiguen lo mismo, aplicar el estómago para reducir su luz. La endoscópica lo hace a través de una gastroscopia, y la laparoscopia, a través de 3 pequeños orificios de 5mm que se realiza en el abdomen.

En la «Plicatura Gástrica Laparoscópica» es necesario anestesia general, y se realiza el quirófano, y son necesarias unas 24 horas de ingreso. Al pensar en laparoscopia pensamos en operación, con anestesia general e ingreso en e hospital, y nos da idea de gravedad o de que va a ser algo serio.

Pero fíjense bien, en la «Plicatura Gástrica Endosccópica«, es necesaria anestesia general, se realiza el quirófano, y son necesarias unas 24 horas de ingreso. Al pensar en endoscopio podemos pensar en menor severidad que en una operación, pero fíjense en que realmente no existe ninguna difrencia. Y esto es así, gracias la gran desarrollo de la cirugía laparoscopia, que en manos expertas y con métodos miniinvasivos, tiene una recuperación y seguridad como una endoscopio compleja tipo plicatura gástrica endoscópica.

Estas técnicas intentan imitar la Plicatura Gástrica, que se realiza por laparoscopia, y que SI es definitiva en la mayoría de los casos. En la operación de Plicatura Gástrica, 1º se libera toda la cara izquierda del bolsón del estómago, que está unido a distintas estructuras anatómicas y que es lo que se quiere plicar. Un vez está totalmente liberado el bolsón del estómago, se realiza una plicatura del mismo hacia dentro, hacia la luz gástrica, que se fija con puntos fuertes. Además, la técnica nos permite dar una segunda capa invaginaste, que asegura la firmeza y eficacia de la plicatura a largo plazo (ver figura 2).

ImagenPOSE1-600x350

FIG 2- Plicatura Gástrica

 

En la Plicatura Endoscópica, al realizarlo por endoscopia, desde dentro del estómago, NO se pueden liberar las estructuras vecinas del bolsón del estómago, y por tanto realmente no se puede invaginar o plicar. Lo que consigue este método es, colapsar las caras anterior y posterior del la luz o cámara gástrica, «arrugando» el estómago en todos esos tramos, hasta conseguir una disminución de su capacidad. Cuando el paciente come, el alimento y también las secreciones del estomago, penetran entre los pequeños espacios que quedan entre los puntos, además de en la propia luz que se ha dejado libre, de manera que los puntos sufren una tensión importante cada ingesta, hasta que finalmente los puntos seccionan el tejido sobre el que se apoyaban, y se liberan. De esta forma, con el paso de los meses, se va recuperando una capacidad gástrica normal. La durabilidad de estos puntos está entre 18 y 24 meses en el mejor de los casos.

El nuevo método ENDO-SLEEVE, un gran salto cualitativo respecto al POSE.

El método ENDO-SLEEVE supone un gran avance porque se realiza mediante el «OverStitchTM», que por primera vez permite dar puntos a los tejidos por endoscopia. Con ello se pueden conseguir tratamientos más eficaces, y más parecidos a la cirugía laparoscópica.

Se un trata de un método muy atractivo, y que parece tener mucho futuro. y desde luego es más eficaz que el método POSE, pero sigue sin poderse considerar una «reducción de estómago si cirugía», y desde luego NO ES DEFINITIVO, debido a que métodos de grabado completo del estómago utilizados en los años 85-90, mucho más estancos y fuertes que este sistema, acababan reabriéndose con el tiempo en casi todos los casos.

Diferencias entre POSE / ENDO-SLEEVE y la operación de PLICATURA GASTRICA. 

 

TRATAMIENTO ENDOSCÓPICO DE LA OBESIDAD:

La conclusión es que el método POSE, el  «ENDO-SLEEVE / PLICATURA ENDOSCOPICA«, o el BALON INTRAGASTRICO, son métodos primos hermanos, NO definitivos, y no se deben apoyar con expresiones como «reducción de estómago sin cirugía», por que aporta confusión e indirectamente engaño.

Desde luego nosotros nos inclinamos por el método Endo-Sleeve o Plicatura Endoscópica, y desaconsejamos el método POSE. De hecho, recientemente se ha publicado el primer trabajo científico en una revista de impacto, sobre el método Endo-Sleeve, con resultados aceptables a 1 año (cosa que nunca sucedió con el método POSE, que carece de estudios relevantes).

Si el paciente desea una fuerte ayuda para perder peso, lo más duradera posible, aunque conoce que con el paso de los meses su estómago volverá a tener la capacidad de siempre y ya tendrá esa ayuda, exactamente igual que sucede con el Balón Gástrico, este puede ser un buen tratamiento.

Y como siempre, este tipo de tratamientos son se pueden plantear desde la necesidad de un cambio de hábitos dietéticos, de estilo de vida, de ejercicio físico y relación emocional con los alimentos, para que el riesgo y sacrificio que suponen, merezcan la pena.

Un cordial saludo

Deja un comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Ambos buscan reducir la capacidad del estómago. El Balón mediante la ocupación de un espacio de 4...
30 Mar 2017
La intervención es un gran apoyo y facilita estos cambios, los hace muy fáciles; pero es la person...
27 Mar 2017
Es importante que el paciente aproveche los 18 meses con efecto restrictivo, para perder peso y apre...
27 Mar 2017