Recursos para pacientes

Preparación física tras cirugía

La preparación física es muy importante, tanto antes de una operación de obesidad, para disminuir el riesgo operatorio y anestésico, como después de la intervención para recuperar correctamente el organismo.El ejercicio y la actividad física, permiten un cambio integral del metabolismo del paciente, y es una de las herramientas fundamentales para un cambio permanente tras una operación de obesidad.A continuación, le mostramos las pautas a seguir para introducir dicha actividad de forma paulatina y adecuada.Nota: Existen pacientes con limitaciones especiales que siempre deben consultar a un especialista. Los pacientes con cardiopatías conocidas o antecedentes de eventos cardio-vasculares, deben consultar siempre a un especialista, antes de realizar ejercicio intensivo
  • Caminar o actividad física leve-moderada, 1h al día.
  • Con esta actividad física regular ayudamos a disminuir el peso del paciente, especialmente la grasa visceral y el tamaño del hígado; facilitando la intervención quirúrgica.
  • El ritmo debe ser a paso ligero e intentar aumentar el tiempo o a la intensidad progresivamente.
  • Cada vez que salga a andar anote la distancia recorrida y el tiempo de duración de tal forma que lo intente mejorar al día siguiente.
  • También puede descargarse aplicaciones para conocer el número de pasos que realiza durante el día. Le recomendamos que llegue a los 10.000 pasos diarios.
  • Caminar, aumentando levemente la intensidad, 1h al día.
  • Con esta actividad física suave ayudamos a la recuperación de la cirugía.
  • El ritmo debe ser a paso ligero e intentar aumentar el tiempo o a la intensidad progresivamente.
  • Cada vez que salga a andar anote la distancia recorrida y el tiempo de duración de tal forma que lo intente mejorar al día siguiente.
  • También puede descargarse aplicaciones para conocer el número de pasos que realiza durante el día. Le recomendamos que llegue a los 10.000 pasos diarios.
  • Según su grado de obesidad y su experiencia con el deporte, a las 2 semanas ya puede introducir ejercicio en cinta, bicicleta estática o elíptica
  • En pacientes que buscan una pérdida de peso óptima es realmente importante la incorporación de actividad física a nuestro día a día, con una intensidad moderada.
  • El ejercicio físico nos ayuda a mantener nuestra masa muscular y que, por tanto, no se vea mermada durante el proceso de pérdida de peso.
  • Además, en pacientes con un elevado sobrepeso, realizar este tipo de actividad física les ayudará de forma drástica a evitar problemas de exceso de pieles.
En Clínicas Obésitas recomendamos una serie de ejercicios fáciles de realizar en casa, que no requieren demasiado tiempo. Lo que buscamos es que el paciente obtenga los mayores beneficios del ejercicio, en el mínimo tiempo posible. Por tanto, son una alternativa para aquellos pacientes que no puedan acudir a un gimnasio o centro deportivo.
  • Ejercicio de tonificación. Nadar, remo, tabla de gimnasia con pesas ligeras, otros que le recomiende su preparador físico.
  • Ejercicio cardiovascular Andar, cinta, bicicleta, remo, nadar, aquagim y similares.
  • Ejercicios de elasticidad y relajación Yoga, tai-chi, pilates