Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

¿Cómo afecta la obesidad a la fertilidad y embarazo?

La obesidad afecta de forma directa, sobre la fertilidad, sobre el embarazo, y en las relaciones sexuales.

Aunque los grados de afectación son muy variables, en general se puede afirmar que:

  • Disminuye enormemente la fertilidad, y por tanto la posibilidad de que una pareja pueda tener hijos.
  • Incrementa de forma notable el riesgo del embarazo, tanto para la madre como para el feto o niño.

Con todo siempre se recomienda, tomar medidas anticonceptivas mientras se padezca obesidad mórbida (IMC > de 40), y evitar el embarazo.

¿Por qué afecta la obesidad a la fertilidad?

La grasa actúa como una esponja que capta todas las hormonas y marcadores que permiten un ciclo hormonal normal y por tanto el embarazo. Muchas parejas con problemas de infertilidad, asociados a obesidad en la mujer, se curan espontáneamente tras una operación de obesidad. Aun así, muchas mujeres pueden quedarse embarazadas a pesar de obesidad importantes, y por ello se recomienda evitarlo mediante métodos anticonceptivos.

¿Pueden quedarse embarazadas las pacientes con obesidad mórbida?

A pesar de lo comentado en el párrafo anterior, muchas mujeres pueden quedarse embarazadas a pesar de obesidad importantes, y por ello se recomienda evitarlo mediante métodos anticonceptivos.

¿Qué problemas pueden surgir en el caso de quedarse embarazada una obesa mórbida?

Los problemas puedes ser muy numerosos.

Sobre la madre: Se produce un empeoramiento del ya precario equilibrio metabólico. Muchas madres que antes no lo padecían, desarrollan diabetes (diabetes gestacional) e hipertensión (Pre-eclampasia o eclampsia que obliga a suspender el embarazo). Además, se produce siempre un empeoramiento brusco de la obesidad. Los partos, son con más frecuencia mediante cesárea, causando frecuentes eventraciones postoperatorias (fallos en el cierre definitivo de la herida de la operación).

Sobre el niño: Lo más frecuente es la macrosomía (un tamaño excesivo), como consecuencia de las alteraciones metabólicas de la madre, y que además se sabe que puede influir en una mayor frecuencia de obesidad del niño en la edad adulta. También sucede esto, cuando padecen obesidad durante el primer año de vida.

¿Los paciente operado de obesidad necesitan una alimentación especial durante el embarazo?

En principio no, aunque en general se refuerzan más los suplementos vitamínicos, que ya de por si toman la embarazadas y se debe vigilar con detalle la variedad y equilibrio de la alimentación.

¿Cuánto tiempo debe de esperar para se madre después de la operación de obesidad

En general se recomienda al menos un año, y lo idóneo es que la paciente haya dejado de perder peso, y realizado un control nutricional, antes de buscar un embarazo.

Sin embargo, como la pérdida de peso por la operación mejora enormemente la fertilidad, son muy frecuentes entre nuestros pacientes, los embarazos “imprevistos”

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This