¿Cómo saber si un niño tiene sobrepeso u obesidad?

En los niños se utiliza el IMC igual que en el adulto (IMC = peso en Kgr / altura en metros elevado al cuadrado).

Simplificando, el niño no debe de pesar más que las últimas dos cifras de su altura. Si mide 1,50 metros, no debe de pesar más de 50 kg

La diferencia con el adulto está en que si en un adulto se indica una operación de obesidad con 40 de IMC, en un adolescente no debe indicarse hasta 45-50 de IMC excepto que padezca patologías graves que la obesidad las agrava. Esto se hace de esta manera, porque los niños tienen una gran capacidad de cambio y mejora, y además no han alcanzado la madurez emocional. Un cambio global del niño, en su dieta, estilo de vida, madurez, puede permitir la pérdida de peso eficaz y estable, evitando una cirugía de obesidad.