Actualidad

Mamoplastia tras obesidad: enfoque psico-emocinal

 

La realización de la cirugía debe de ser siempre contemplado como una opción a tomar desde el respecto a una misma, desde el amor al propio cuerpo y no desde la desesperación y el odio a una misma

Autor: Licenciada en Psicología Psicóloga de la Obesidad

 

La Mamoplastia es un arma más en el arsenal de técnicas que nos permiten mejorar la satisfacción corporal tras la reducción del peso que conlleva la cirugía de la obesidad, debe ser valorada con expectativas realistas en pacientes tras pérdidas considerables de peso.

 

Aunque sigamos estos pequeños trucos para evitar la mamoplastia tras obesidad, debemos tener en cuenta que con una pérdida de peso tan grande, algunos cambios son inevitables. Por ello, debemos esperarlos, aceptarlos y adaptarnos a ellos, sabiendo que prevenirlos a veces es realmente un reto.

 

Si decidimos realizar la abdominoplastia será desde querer mejorar nuestra calidad de vida y no desde esa urgencia que supone no sentirse perfecto o adecuado.

Autor: Licenciada en Psicología Psicóloga de la Obesidad

 

Tras una pérdida muy grande de peso, en caso de no seguir unas pautas dietéticas adecuadas, no realizar ejercicio físico y no cuidar la hidratación tanto del agua ingerida como de la piel, es muy probable que se formen colgajos en la piel.