Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Recomendaciones dietéticas en hipertensión arterial (HTA)

Hasta hace unos años, América se encontraba en el primer puesto de consumo de sal, esto unido a un sobrepeso u obesidad, trae finalmente como consecuencia problemas de hipertensión, fallo cardíaco y otras posibles patologías. España va tomando posición y cada día son más los afectados por dichas patologías. A continuación se expone una tabla con los alimentos que mayor cantidad de sal y sodio presentan en la actualidad y que por tanto deberían ser eliminados o disminuidos en personas sensibles a estos

 

Alimentos procesados- Hasta el 75% del sodio proviene de alimentos procesados como la salsa de tomate, sopas precocinadas, condimentos, preparados fast-food…etc.  En los alimentos que compramos muchas veces se encuentra oculta esta sal.
Alimentos naturales- Muchos alimentos de origen natural contienen elevados niveles de sodio. Las mayores cantidades se encuentran en quesos, alimentos de origen marino, olivas y algunas legumbres.
Sal de mesa y sal marina
Ciertas medicaciones
Glutamato monosódico- Utilizado en algunos alimentos procesados, así como en cadenas de restaurantes como potenciador del sabor
Bicarbonato de sodio- Utilizado comúnmente en repostería y otras preparaciones culinarias. 1 cucharada de postre contiene alrededor de 1000mg de sodio
Levadura- Utilizada tradicionalmente como gasificante  de postres
Fosfato disódico à Se encuentra principalmente en quesos procesados y algunos cereales de desayuno
Benzoato sódico à Utilizado como conservante en gran variedad de salsas comerciales
Hidroxido sódico- En la industria alimentaria se utiliza para la elaboración de aceitunas y para el lavado de algunas frutas y verduras
Nitrito sódico- Se adiciona en  carnes curadas y longanizas
Frutos secos procesados con sal añadida (Cacahuetes salados, almendras marcona frita…)
Pan de molde
Pizzas en general
Alimentos marinados
Anchoas y otros pescados preparados en salazón
Fast Food en general y Snacks de máquina
 

Para reducir el consumo de sal pero manteniendo el sabor de los alimentos, se aconseja que esta sea sustituida por especias como el orégano, perejil o la pimienta, siempre y cuando no esté desaconsejado por otros motivos. Por otro lado es importante saber que la preferencia por los alimentos salados es algo a lo que nosotros mismos nos hemos acostumbrado y por tanto podemos desaprender con el tiempo, cambiando así a un hábito más saludable y beneficioso.
FUENTE: AMERICAN HEART ASSOCIATION

Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad