Recursos para pacientes / Guía de vitaminas y minerales en alimentos

Recomendaciones dietéticas para la diabetes

Estas recomendaciones dietéticas para la diabetes son muy sencillas y útiles para mejorar el control de su diabetes. La diabetes es una patología que produce alteraciones en la cantidad de azúcar sanguíneo. Puede ser de carácter primario (hereditaria o autoinmune) o como consecuencia secundaria de patologías tales como la obesidad y la alimentación desequilibrada.

«Diabesidad»

Si usted además de diabético es obeso, recuerde que la base de su tratamiento es la perdida de peso. Recuerde que primero es la obesidad y como consecuencia de esta con los años, viene la diabetes, y que el tratamiento de esta última pasa por la pérdida de peso.

Criterios diagnósticos diabetes
Síntomas de hiperglucemia más glucosa en plasma superior o igual a 200 mg/dl tomada al azar (en cualquier momento del día)
 Glucemia basal (Ayuno 8 horas mínimo) mayor o igual a 126 mg/dl
 Glucemia a las 2 horas de un sobrecarga oral de 75 g de glucosa mayor o igual a 200 mg/dl
Hemoglobina glicosilada >6.5%

    Referencia: ADA (American Diabetes Association)

El paciente diabético debe llevar una alimentación lo más variada y equilibrada posible siempre y cuando no existan patologías secundarias que requieran de una modificación concreta.

A continuación se exponen de manera general, los alimentos recomendados que más presencia deberían tener en la alimentación de una persona diabética. Recuerde que lo que está leyendo únicamente es a título informativo general y no supone un tratamiento concreto. Cada persona tiene unos requerimientos diferentes. Consulte con nuestro especialista antes de llevar a cabo cualquier dieta.

Cereales integrales-  Debido a que gracias al mayor aporte de fibra se genera una menor absorción de los azúcares, produciendo así menores picos glucémicos (Arroz integral; Pasta integral; Cereales de desayuno integrales…etc)
Menestras que incluyan judía verde, alubias, guisante y una parte proteica como el jamón serrano sin grasa. Mediante este plato conseguimos un gran aporte de proteínas, fibra, vitaminas y minerales
Hortalizas de color verde oscuro-  (Espinacas; Col Breza…etc) que aportan gran cantidad de fibra, pocos carbohidratos, vitaminas y minerales
Cítricos- como la naranja, mandarina, pomelo o limón que nos aportarán básicamente vitamina C, fibra y minerales. Es aconsejable tomarlas enteras sin desechar la pulpa para aprovechar mejor sus propiedades
Leche y derivados lácteos En forma desnatada y enriquecidas en calcio y vitaminas para mantener unos huesos sanos y fuertes
La batata tiene gran cantidad de fibra y vitaminas. Sería una buena alternativa a la patata ya que contiene un menor índice glucémico
Pescados azules como el atún, la caballa o el salmón, que nos aportarán gran cantidad de Omega-3, un ácido graso esencial con gran variedad de beneficios.
Carnes blancas las cuales aportan la misma cantidad de proteínas que las rojas pero con menor contenido de grasas saturadas. También son fuente indispensable de hierro y vitaminas del grupo B
Legumbres en general ya que su índice glucémico es mucho más bajo que el de otros alimentos y aporta gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y energía. Es importante controlar la forma de preparación
Edulcorantes frente al uso del azúcar común para endulzar las bebidas. Los aconsejados son aquellos reconocidos por la FDA como seguros para el ser humano (Acesulfamo potásico; Aspartamo; Stevia; Sacarina; Sucralosa)
Alcohol- Se trata de un componente que está contraindicado debido a su carácter hipoglucemiante, poniendo en riesgo al paciente diabético. Además puede aumentar los valores de triglicéridos y el peso corporal en general por lo que debería ser reducido o eliminado de la dieta
  • Recuerde llevar a cabo entre 5 y 6 ingestas diarias de alimentos, repartiendo adecuadamente la cantidad de carbohidratos en cada una de ellas
  • No olvide controlar su glucemia en los momentos que le aconseje su médico o que usted lo requiera

Un ejemplo de la distribución de hidratos de carbono en una dieta de 2.000 kcal, con 50% de hidratos de carbono, que equivalen a 250 g de hidratos de carbono, en la cual se podría tomar:

  • 3 raciones de leche (700mL), incluyendo derivados lácteos
  • 4 frutas medianas enteras (Excepto en intervenidos)
  • 10 unidades de fécula (pan, harina, pasta, arroz, patatas, legumbres, etc.) repartidas en distintas tomas (1 Desayuno; 2 Almuerzo; 3 Comida; 2 Merienda; 2 Cena)

Estos alimentos hay que distribuirlos a lo largo del día, teniendo en cuenta que  deben variar de un día a otro, así como incluir una parte proteica y otra reguladora.