Juan José
Manga gástrica


141 Kg

75.5 Kg
Nombre:
Juan José
Edad:
40 años
Ocupación:
Analista Inform
Altura:
1.75 cm
Peso anterior:
141 Kg
Peso actual:
75.5 Kg
Fecha intervención:
01-10-2015

Me llamo Juan José y me operé de tubo gástrico hace 10 meses. Desde entonces he perdido 65,5 kg.

Conocí al equipo de Clínica Obésitas porque una compañera del metro me lo recomendó, ya que su nuera y el hermano de la misma se habían operado en clínica Obésitas, ella se hizo Bypass y el hermano Tubo Gástrico. Tomé la decisión de operarme porque llevaba años tomando pastillas para la tensión, tuve problemas en los pulmones, me pusieron un tratamiento crónico de inhaladores y pastillas ya que tenía mucha deficiencia pulmonar, me pusieron una máquina para dormir ya que tenía apneas nocturnas, me levantaba de buena mañana y tenía la tensión por las nubes y las pulsaciones muy muy altas, apenas podía hacer nada de ejercicio…

A nivel emocional, me daba vergüenza mi aspecto y a veces rehuía salir. A nivel laboral, el aspecto físico es importante cuando vas a clientes y yo me sentía fatal conmigo mismo. A la hora de comer me daba vergüenza comer con gente por todo lo que comía.

Antes de realizarme la operación, realicé multitud de dietas las cuales empezaban bien, pero acababa recuperando lo que había perdido y un poco más, ya que al final todo son interrupciones en la misma: vacaciones, pascua, bodas, etc. y cuando me las saltaba ya me costaba mucho volver otra vez.

Así que decidí ponerme en manos del Dr. Ferrer y su equipo principalmente por la salud, me encontraba casi con 40 años y veía que a los 50 tendría que estar en una silla de ruedas y siendo una carga para mi familia si seguía con el ritmo que llevaba. La decisión finalmente la tomé por la seguridad y profesionalidad que me trasmitió el Doctor Ferrer y su equipo, el ver que todo lo tenían protocolado, antes de realizar ninguna acción ya te decían todo lo que iba a suceder y realmente así ha sido.

A día de hoy disfruto igual que antes de la comida, con los sabores y texturas, pero tengo que ir con cuidado cuando salgo a comer ya que si “picas” demasiado, puede ser que no pruebes ni la comida ni la cena ya que te encuentras saciado. Una vez te acostumbras, vas racionando lo que comes para probarlo todo, sin contar que te ahorras una pasta!!

Ahora ya no como incómodo como me pasaba antes, lo único que me ocurre es que siempre suelen preguntarme los camareros si no me ha gustado la comida ya que siempre me suele sobrar mucho.

Psicológicamente, me encuentro muy muy a gusto con mi cuerpo, mi aspecto, la ropa que llevo, es un placer el poder comprarte ropa en la tienda que quieras sin problemas y, además, con el precio de unos pantalones de antes ahora me compro 3.

Y físicamente, también me encuentro muy muy bien, salgo a correr, bicicleta, nadar, etc. Me han quitado todos los tratamientos que tenía de tensión, de pulmones, me han quitado la máquina para dormir y he pasado de levantarme con las pulsaciones a 100 a tenerlas a 57.

Me encuentro más que satisfecho con la operación y como ha ido todo. Ha sido una de las decisiones más importantes y buenas de mi vida, vuelvo a ser una persona “normal”.

Personalmente recomiendo la operación para aquellas personas que se encuentren en la misma situación que yo, que están cansados de realizar miles de dietas las cuales por tiempo son imposibles de llevar, una cosa es tener que perder 5 – 10 kg pero cuando se llega a tener que perder alrededor de 50 kg considero que es necesaria una ayuda para que se cumpla el objetivo, y esa ayuda para mí ha sido la clínica Obésitas.

En mi caso ha cambiado completamente mi vida y la de mi familia, vida nueva en todos los sentidos. Jamás hubiera pensado que todo me iba a ir tan bien en tan poco tiempo.

Una consideración importante es que, como me dijeron en Obésitas, toda la dieta y operación es un paso más en este cambio, pero es necesario realizar ejercicios (esto mismo puede ser caminar todos los días), para afianzar la misma, encontrarte mejor contigo mismo y coger buenos hábitos en la vida ayudando y mucho al proceso de pérdida. En este sentido, a mí me ha ido genial.

Otro punto importante, es el apoyo de la gente de tu alrededor. En mi caso me han apoyado desde el minuto uno y eso me ha ayudado a poner muchas más ganas en conseguir el objetivo por lo que le quiero dar las gracias a mi familia y amigos. Ahora, el “problemilla” que tengo es que la gente no me conoce por la calle jejejeje.


Comience su estudio personalizado con presupuesto gratuito

Le realizaremos una evaluación y recomendación médica preliminar, sin compromiso.