Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

En estas fechas cuidado con la Operación Bikini

Lydia Amador Martí
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética
Dietista-Nutricionista

¿Es equilibrada nutricionalmente? ¿Es variada? ¿Se come de todo o se restringen alimentos? ¿Sabemos cómo afecta esta restricción? ¿La dieta podría hacer que perdiera peso de forma que luego lo pudiera recuperar? ¿Cómo puede afectar esta dieta a mi salud?

Se acerca el tiempo de calor, con la llegada del verano nos proponemos la «operación bikini«, es decir,  “adelgazar unos kilitos” para estar más en forma y “lucir tipito”. En estas fechas cuidado con la operación bikini. Por estas fechas empiezan a resurgir típicas dietas que se llevan realizando durante años (de la piña, de la sandía, de la alcachofa, de sirope de Arce, dietas hiperproteicas y cetogénicas, de Atkins, disociada…) y surgen otras nuevas o aparentemente nuevas (como la dieta Dukan), pero antes de seguir una dieta de moda debemos cuestionarnos algunas preguntas …

¿Es equilibrada nutricionalmente? ¿Es variada? ¿Se come de todo o se restringen alimentos? ¿Sabemos cómo afecta esta restricción? ¿La dieta podría hacer que perdiera peso de forma que luego lo pudiera recuperar? ¿Cómo puede afectar esta dieta a mi salud?. Para poder contestar a estar preguntas se deben tener unas nociones básicas de nutrición y no dejarnos guiar por la dieta que está de moda, además no debemos olvidar el pilar de la actividad física, que se debe realizar diariamente.

bascula

Normas para que una dieta sea SALUDABLE

  1. Debe ser completa: debe aportar las calorías suficientes, la elección de las calorías de la dieta se realiza en función de las características de la persona (grado de sobrepeso, constitución, edad, actividad física y laboral…). Las dietas de 800 kcal o menos no se deben realizar sin un control médico.
  2. Una buena distribución de calorías: la distribución de las calorías se debe repartir a lo largo de todo el día en las distintas ingestas. Si una persona tiene más actividad por la mañana, debe consumir más calorías a lo largo de ésta, ya que si ingiere mayor calorías por la tarde no “quemará” esas calorías acumulándolas en forma de grasa.
  3. Debe ser variada: debe aportar todos los grupos de alimentos en su frecuencia recomendada moderando su cantidad ingerida (pasta, arroz, legumbres, frutas, verduras, pescados blancos y azules, carnes blancas y rojas, huevos, frutos secos, aceite de oliva…). Así se evitan déficits nutricionales.
  4. Con 5 ingestas mínimo:  no por comer menos veces se adelgaza más. Si hacemos un mínimo de 5 ingestas obligamos a que nuestro cuerpo trabaje haciendo la digestión 5 veces. Así evitamos picoteos.
  5. Rica en fibra: aportada por frutas, verduras, legumbres y cereales o pasta integrales. Previene el estreñimiento y favorece la saciedad disminuyendo la sensación de continuo apetito.
  6. Con alimentos poco calóricos: Ver nuestro artículo “elección de los alimentos por su baja densidad calórica”
  7. Equilibrada Nutricionalmente:  deben aportarse todos los macro y micronutrientes. Las calorías de la dieta deben ser aportadas adecuadamente por todos los nutrientes: hidratos de carbono (55-60%), proteínas (15%) y grasa (25-30%).

Realidad sobre dietas hiperproteicas y la operacion bikini

Existe la fama de que las dietas HIPERPROTEICAS son saludables y efectivas, pero están desequilibradas y son perjudiciales. En ellas predomina el consumo de proteínas (carne, pescado y huevo) limitando mucho el de carbohidratos (Pan, pasta, arroz, pasta, legumbres y patata) permitiendo un consumo muy limitado de ciertas frutas y verduras (algunas dietas ni permiten estos alimentos). Este tipo de dietas tiene ciertos inconvenientes que deberíamos conocer:

  • Efecto yoyó o rebote: la restricción de carbohidratos permite una rápida perdida de peso inicial pero no saludable, porque puede producir efecto rebote (recuperar más kilos de los perdidos una vez volvamos a introducir pan, pasta, arroz…).
  • Debilidad y cansancio: sin los carbohidratos no aportamos la energía necesaria para todo el día, y nuestro cerebro y músculos se fatigan.
  • Degradación muscular: no por comer más proteína hacemos más musculo. Si no tenemos la energía suficiente que nos aporta el azúcar, estaremos cansados y no tendremos la fuerza que se necesita para correr, para levantar pesas…
  • Fuertes dolores de cabeza y migrañas: nuestro cerebro se debe alimentar de azúcar y en caso de urgencia de “cuerpos cetónicos”. Si no tenemos el azúcar suficiente, la grasa se “quema” para dar energía creando cuerpos cetónicos perjudiciales.
  • Estreñimiento: por falta de fibra proveniente de frutas, verduras, legumbres… además un exceso de proteína favorece el estreñimiento
  • Carencias de vitaminas y minerales: al restringir frutas y verduras.
  • Problemas de ácido úrico elevado en sangre o Gota: en la degradación de las proteínas se forma ácido úrico, y ellos puede cristalizar formando cristalizaciones en articulaciones muy dolorosas.
  • Problemas renales: el exceso de proteína afecta mucho a nuestro riñón.
  • Mal aliento: debido a los cuerpos cetónicos que se crean al obligar a nuestro cuerpo a “quemar” grasa.

Debemos ser críticos con la operación bikini y las dietas de moda, y que aseguran un adelgazamiento a corto plazo, porque pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Lo más recomendado es la educación nutricional y adquisición de buenos hábitos de alimentación que permitan una pérdida de peso que pueda mantenerse a largo plazo.

Deja un comentario

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España
CENTRO COORDINADOR

Hospital San Rafael
C/ Serrano 199
28016 Madrid · España

TEL. 900 604 604
Info: consultas@obesitas.es

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Share This