Actualidad
Artículos divulgativos

Alimentos procesados en obesidad. Parte II.

Mª Paula Avellaneda
Grado Nutrición Humana y Dietética

En el anterior artículo “Alimentos procesados en obesidad. Parte I”, hablamos de cómo se clasifican los alimentos procesados según el sistema NOVA. En este caso, vamos a describir cuáles son las desventajas de los productos ultraprocesados, y por lo tanto, por qué debemos evitar su consumo:

¿Porqué son malos los alimentos procesados?

Mala calidad nutricional: Los productos ultraprocesados se caracterizan por tener un alto contenido calórico e ingredientes poco saludables, como grasas de mala calidad (grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenada, también llamadas “trans”), azúcares, sal, harinas refinadas y/o diversos aditivos. Además de ser pobres en nutrientes esenciales, en vitaminas, minerales y fibra alimentaria.

Influencia negativa en la salud y el peso: Debido a lo comentado en el apartado anterior, el consumo de este tipo de productos podría repercutir en un aumento del peso, sobre todo el porcentaje de grasa corporal. De igual forma, afectan negativamente a la salud (haya aumento del peso o no) ya que incrementa el riesgo de padecer diabetes, hipertensión, dislipemias (colesterol “malo” y/o triglicéridos aumentados), etc.

Desplazamiento de alimentos saludables: El problema de consumir los alimentos procesados en obesidad no radica solamente en que perjudiquen la salud, sino también en el hecho de que al consumirlos, estamos dejando de lado otros alimentos más nutritivos y saludables, como son las frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pescados, huevos, carnes, lácteos, cereales integrales, etc.

Abandono de la cocina tradicional: La existencia de productos ultraprocesados tienta a dejar de cocinar los alimentos por uno mismo debido a diferentes causas:

  • Suelen venderse en forma de snacks, bebidas o platos listos para comer o calentar y están diseñados y envasados para el consumo inmediato.
  • Se pueden encontrar fácilmente y en cualquier momento en multitud de puntos de venta, muchos de los cuales están abiertos las 24 horas los 365 días del año.
  • Pueden consumirse casi en cualquier lugar: en locales de alimentos, restaurantes con servicio directo a los vehículos, lugares de comida para llevar, en casa, en el lugar de trabajo o en la calle.
  • Son fáciles de almacenar y transportar y, por lo general, no requieren vajilla ni utensilios.

Repercusión negativa para el medio ambiente: Los productos ultraprocesados suelen estar envasados en recipientes no biodegradables de plástico, papel, cartón, vidrio, latas, bricks, etc. y muchas veces vienen en envoltorios innecesarios, desmesurados y/o desechables; causando el despilfarro de recursos naturales y la contaminación del medio ambiente al acumular grandes volúmenes de residuos.

 

Ahora bien, si son tan perjudiciales, ¿por qué se consumen tantos alimentos procesados en obesidad?

 

Son extremadamente palatables y adictivos: Estos productos suelen ser muy sabrosos, generando hábito y a veces, llegando a ser casi adictivos gracias a ciertas características como su agradable sabor, textura, propiedades, etc. que pueden interferir en el control de la saciedad cuando se consumen.

Son baratos: Normalmente la industria alimentaria utiliza ingredientes baratos, y por tanto de pobre calidad nutricional (como el azúcar, harinas y aceites refinados, etc.), para elaborar este tipo de productos, de manera que ahorran en gastos y así pueden venderlos a un precio más bajo.

Unhealthy food concept - sugar in carbonated drinks. Sugar cubes as background and canned drinks

Tienen un gran impacto publicitario: Las diferentes marcas, empresas e industria alimentaria de los ultraprocesados suelen destinar enormes recursos económicos para su publicidad y promoción. Las estrategias de publicidad utilizadas muchas veces recurren a ideas, lenguaje e imágenes atractivos, resaltando su agradable sabor, la sensación de “felicidad” que provoca su consumo, captando la atención de los consumidores con la figura de famosos, e incluso creando una falsa impresión de que dichos productos son saludables. Estas estrategias confunden a la hora de elegir otras opciones más saludables, y son eficaces sobre todo cuando se dirigen a niños, adolescentes y otros grupos de población vulnerables.

 

Se conservan durante más tiempo: Los ingredientes utilizados para la elaboración de estos productos suelen ser no perecederos, por lo que pueden almacenarse y conservarse durante mucho tiempo sin que caduquen y se degraden, conservando así sus características (sabor, aroma, textura, color, etc.).

 

Mª Paula Avellaneda
Grado Nutrición Humana y Dietética
¿Te ha gustado este artículo? ¡Valóralo!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

Escriba su comentario

 Acepto la política de privacidad

Debe aceptar la política de privacidad para enviar un comentario

Artículos relacionados

Como profesionales sanitarios, queremos transmitir un mensaje de responsabilidad a todos nuestros pa...
18 Mar 2020
En el presente artículo trataremos las características, beneficios y riesgos del consumo de la cre...
29 Nov 2019
El creciente consumo de productos ultraprocesados es un problema de elevada importancia para la Salu...
31 Oct 2019