Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Tratar la obesidad sin cirugía: Balón Ingerible / Excretable y Plicatura Gástrica Endoscópica

Dr José Vicente Ferrer Valls
Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.
Cirujano Jefe / Director Clínica Obesitas.

Ambos buscan reducir la capacidad del estómago. El Balón mediante la ocupación de un espacio de 400 – 500cm3 y causando saciedad por su peso. La Plicatura Gástrica, frunciendo la curvatura mayor del estómago y frenando su capacidad de distensión.

Recientemente hemos asistido a dos avances muy positivos, que van a suponer una nueva ayuda para el tratamiento y control de la obesidad. Son el Balón Gástrico Ingerible y Excretable, y la Plicatura Gástrica Endoscópica”, que buscan tratar la obesidad sin cirugía.

¿Cómo funcionan y ejercen su acción?

Ambos procedimientos buscan el mismo fin:

  • Reducir la capacidad del estómago.
  • Que el paciente se sienta saciado y satisfecho con una ingesta menor.
  • Cortar el círculo vicioso hambre – ansiedad propio de una dieta restrictiva.

¿Entonces tengo que hacer dieta con el Balón o la Plicatura Gástrica?

Por supuesto, es necesario comer bien y consumir menos calorías de las necesarias en el día a día. También es importante el “gasto” de calorías mediante el ejercicio físico, consiguiendo una tonicidad muscular adecuada. Además, desde el punto de vista emocional debe conseguir tener una buena relación emocional con los alimentos (no utilizándolos como refugio de nuestros problemas).

TRATAR LA OBESIDAD SIN CIRUGÍA

¿Qué diferencias hay entre el Balón y la Plicatura? ¿Cuál es mejor?

Ambos buscan reducir la capacidad del estómago. El Balón mediante la ocupación de un espacio de 400 – 500cm3 y también causando saciedad por su peso. La Plicatura Gástrica, frunciendo la curvatura mayor del estómago y frenando su capacidad de distensión. Como no hay que “instalar” ningún objeto en el estómago, la función es más fisiológica, natural y duradera. El Balón debe retirarse o programarse su excreción, para que no dañe el estómago por una permanencia demasiado prolongada, y esa es una de sus limitaciones.

¿Cuánto tiempo dura el efecto de estos tratamientos?

Aunque existen balones de distinta durabilidad, el tiempo óptimo de permanencia de un Balón en el estómago es de 5 a 7 meses. A partir de ese tiempo, el estómago se dilata y deja de notarse la saciedad inicial.

Los puntos de la Plicatura Gástrica Endoscópica están diseñados para que duren durante años (el material es propileno y no lo deshace el ácido del estómago). Sin embargo, los abusos dietéticos reiterados van deformando el estómago y perdiendo eficacia. Los estudios más recientes afirman que la durabilidad es de 18 meses o más, si el paciente no cambia los hábitos.

¿Y entonces cuál es mejor para tratar la obesidad sin cirugía?

Nosotros, a pesar de tener una experiencia de más de 15 años con Balones gástricos, apostamos por la Plicatura Gástrica Endoscópica, por su acción más fisiológica y duradera, y porque su mecanismo de acción es menos artificial o lesivo. Es un tratamiento más intervencionista, porque es necesaria una endoscopia prolongada, pero al mismo tiempo, es un método muy seguro y las complicaciones son excepcionales.

¿Y por qué no es el mejor tratamiento el Balón Ingerible y Excretable?

Efectivamente, este nuevo Balón gástrico es sencillo y muy atractivo, porque no es invasivo al no hacer endoscopia, ni sedación anestésica, ni estancia en el hospital. Se implanta tragando una pequeña cápsula bebiendo agua, con control radiológico, y una vez en el estómago se rellena con suero fisiológico. A las 16 semanas aproximadamente, se acaba de deshacer una valvulita que permite su vaciado, y se excreta por heces.

Así pues, ante esta simplicidad, si con 16 semanas de ayuda el paciente es capaz de perder todo el peso sobrante y de cambiar los hábitos, parece que deberíamos comenzar por utilizar este tratamiento.

Nuestra recomendación

  • Sólo deben utilizar estos métodos cuando ya se ha hecho todo el esfuerzo posible a través de dietas y cambios de hábitos.
  • Si el exceso de peso no es muy grande, hasta 15-20kg de más, el Balón podría ser suficiente y sencillo.
  • Si el exceso de peso es mayor, la PGE tiene una eficacia más prolongada y podría ser más adecuada.
  • Si padece una obesidad severa o mórbida (exceso mayor de 30-40kg), el tratamiento más adecuado es un tratamiento definitivo mediante una laparoscopia mini-invasiva.
Contacto

Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBÉSITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Clínica tratamiento obesidad

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad