Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Reducción de estómago: Características y comparación

Dr José Vicente Ferrer Valls
Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.
Cirujano Jefe / Director Clínica Obesitas.

La Reducción de Estómago se refiere a operación que sirven para el tratamiento de la obesidad mórbida. Es un concepto confuso, introducido por la prensa no especializada, que puede referirse a cualquier operación de obesidad en la que se reduce el tamaño del estómago. Sin embargo como la operación que más frecuentemente se ha hecho durante […]

La Reducción de Estómago se refiere a operación que sirven para el tratamiento de la obesidad mórbida. Es un concepto confuso, introducido por la prensa no especializada, que puede referirse a cualquier operación de obesidad en la que se reduce el tamaño del estómago. Sin embargo como la operación que más frecuentemente se ha hecho durante años es el Bypass Gástrico, por defecto se asocia reducción de estómago con Bypass Gástrico.

Recomendamos leer otros artículos relacionados con este tema:

Desde el punto de vista del funcionamiento de las operaciones de obesidad, existen tres tipo de Reducción de estómago u operaciones para el control de la obesidad:

1- OPERACIONES RESTRICTIVAS: Donde sólo se busca una reducción del tamaño del estómago del paciente. Aquí estarían el Tubo Gástrico o Manga Gástrica, la Plicatura Gástrica y la Banda Gástrica.

  • Ventajas: Son las operaciones más fisiológicas o menos artificiales. Son excepcionales los problemas nutricionales tras la operación, y se corrigen fácilmente cuando el paciente come correctamente. Deben utilizarse en pacientes jóvenes, pendientes de futuros embarazos, con patologías intestinales, con otras enfermedades que aumentan el riesgo de la operación, en pacientes mayores… En el caso de que fallase esta técnica se puede transformar en otras técnicas quirúrgicas para la obesidad. El paso de Tubo Gástrico a Bypass tipo SADIS podría ser el más apropiado actualmente.

 

  • Desventajas: La pérdida de peso es menor. El resultado es más variable dependiendo del paciente. Con los años el estómago se puede dilatar si la operación no está bien diseñada, o si el paciente fuerza voluntariamente, disminuyendo su eficacia terapéutica y pudiendo recuperar parte o todo el peso perdido.


tubo_ gastrico

 

2- OPERACIONES MIXTAS: Donde se realiza una parte restrictiva, reduciendo el tamaño del estómago, y una parte malabsortiva, derivando o modificando parcialmente las asas de intestino delgado: Aquí están el Bypass Gástrico en Y de Roux clásico y el Bypass tipo SADIS.

  • Ventajas: El Bypass Gástrico especialmente, es la operación más contrastada y sobre las que más experiencia se tiene a largo plazo. Actualmente sigue siendo la operación sobre las que se comparan todas las demás. Es una técnica muy equilibrada, con más fuerza que una operación restrictiva pura, y donde la parte malabsortiva ayuda al paciente a controlar la pérdida de peso, y es excepcional que cause problemas destacables de déficit de nutrientes. La técnica de Bypass tipo SADIS la conocemos desde hace unos 5 años, aunque ya se realiza en los cinco continentes, con excelentes resultados. Es españa sólo la practican tres equipos, en Madrid Hospital Clínico (Dr. Sanchez-Pernaute), en Barcelona Hospital Valle de Hebron (Dr. Vilallonga) y en Valencia Hospital 9 de Octubre ( Dr. JV Ferrer); se trata de una operación mucho más fisiológica que el “Bypass Gástrico en Y de Roux” clásico, más eficaz y con menos posibles efectos adversos a largo plazo. Son operaciones más eficaces para curar enfermedades metabólicas, especialmente la diabetes. Deben utilizarse en pacientes con obesidades muy importantes, IMC > de 45-50 y también en pacientes con Diabetes Mellitus.

 

  • Desventajas:  Su realización técnica es más compleja, siendo necesaria una mayor especialización y experiencia del cirujano y del equipo. Esto es especialmente importante para el Bypass tipo SADIS. El paciente debe de tomar vitaminas de por vida, aunque normalmente no pasa de dos o tres comprimidos al día. Es esta operación tambien se puede dilatar el estómago y el primer tramo del intestino delgado conectado al estómago, disminuyendo su eficacia terapéutica y pudiendo recuperar parte o todo el peso perdido.

 

Bypass_gastrico

 

3- OPERACIONES MALABSORTIVAS: Donde sólo se reduce un poco el tamaño del estómago del paciente, pero la fuerza de la operación se vuelca principalmente en la malabsorción, con el cruce o modificación de la anatomía intestinal. En este grupo estarían el Cruce Duodenal, el MiniGastric Bypass o Bypass de una sola anastómosis, y el Bypass Biliopancreático.

  • Ventajas: Son las más eficaces, las que mejor tratan la diabetes y la superobesidad, sin embargo son las operaciones que tienen más efectos adversos y pueden alterar la calidad de vida del paciente. La Asociación Americana de Cirugía Barbárica y Metabólica no aconseja su utilización, y de hecho son técnicas muy poco utilizadas en EEUU, aunque sí se utilizan en Europa. Nosotros no tenemos protocolizada ninguna de estas técnicas. Actualmente con el Bypass tipo SADIS, conseguimos una eficacia similar a la de las operaciones malabsortivas, sin sus efectos adversos.

 

  • Desventajas: Puede haber una pérdida de peso excesiva y una perdida de nutrientes indeseable de difícil corrección, a pesar de suplementos vitamínicos orales. Los pacientes pueden tener deposiciones blandas y molestas de por vida.

 

 

Existen por tanto muchos tipos de Reducción de Estómago, y por sentido común, cuando se han desarrollado tantas técnicas quirúrgicas para el control de la obesidad mórbida, es porque ninguna es perfecta ni infalible. De manera que lo más importante es, estudiar bien al paciente y elegir a técnica más adecuada y correctamente “dimensionada” a su caso, y con la implicación del paciente que debe de conocer los pros y contras de la operación que se le ofrece, y estar de acuerdo aceptando las limitaciones de la operación. Nosotros lo hacemos así de forma habitual con nuestros pacientes, y no se decide una operación hasta que el paciente no está completamente convencido de que esa es la mejor técnica para él, acepta las limitaciones de esa operación, y por tanto se siente capaz de poner de su parte lo necesario para evitar esas limitaciones (por ejemplo comiendo dulces, o alimentos tipo pan y arroces en exceso, para las operaciones restrictivas).

 

  • Cuanto mayor grado de obesidad, “mayor operación” debe recomendársele al paciente.
  • Cuantos más problemas metabólicos, especialmente Diabetes, “mayor operación” debe recomendarse.
  • Cuanto más joven, “menor operación” se debe recomendar.
  • Cuanto más edad (>65 años) y más problemas de salud severos que aumentan el riesgo de la operación “menor operación” se debe recomendar.

 

Como puede verse, es necesario que un buen equipo dedicado a la obesidad mórbida, conozca o domine distintas técnicas quirúrgicas para poder aplicar correctamente la operación mas adecuada a cada paciente.

Lo más frecuente es que los cirujanos o equipos tengan muy bien protocolizada una de las técnicas para la obesidad, y que solo ofrezca esa a sus pacientes, sea el paciente que sea. Suele suceder así, por son técnicas muy complejas de desarrollar y poner en práctica, y muchas veces el cirujano prefiere la seguridad de la que ya conoce y tiene experiencia.

Sin embargo con esta práctica, muchos pacientes resultan sobre o infra tratados.

De manera que cuando un paciente padece una obesidad mórbida y necesita una operación de obesidad, NO se le debe hacer la operación que domine el cirujano bariátrico al que ha acudido, sino la que el paciente necesita. Se le debe explicar al paciente,  los pros y contras de las técnicas quirúrgicas más frecuentes, de la más idónea para él, y de la una técnica alternativa a la idónea.

Por este motivo, los centros especializados en obesidad, deben tener protocolizadas las principales técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la obesidad, y sobre todo las deben de realizar cirujanos muy especializados, y que a ser posible hayan obtenido la cualificación especializada a través de las agencias o Sociedades Científicas.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en consultas@obesitas.es“.             
Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.
Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBÉSITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Clínica tratamiento obesidad

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Compartir