Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

¿Qué dieta debo seguir si tengo una hernia de hiato?

Dr José Vicente Ferrer Valls
Doctor en Medicina y Cirugía.
Especialista en Cirugía Bariátrica y Metabólica.
Cirujano Jefe / Director Clínica Obesitas.

El reflujo gastroesofágico (RGE) es un síntoma muy común en la hernia de hiato. El reflujo del alimento desde el estómago hasta el esófago debe evitarse porque puede ser muy dañino con el paso de los años, pudiendo incluso terminar en una degeneración de la mucosa del esófago, y en el peor de los casos, en cáncer de esófago.

El reflujo gastroesofágico (RGE) es un síntoma muy común en la hernia de hiato. El reflujo del alimento desde el estómago hasta el esófago debe evitarse porque puede ser muy dañino con el paso de los años, pudiendo incluso terminar en una degeneración de la mucosa del esófago, y en el peor de los casos, en cáncer de esófago.

Si usted padece hernia de hiato, debe seguir las pautas que le haya dado su digestólogo, que siempre se trata de medidas higiénico-dietéticas y tratamiento crónico con antiácidos de última generación. Además se debe realizar revisiones mediante endoscopia digestiva. Si estas medidas no son suficientes para revertir tanto los síntomas como los signos irritativos, la solución debe ser una operación de Reflujo o de Hernia de Hiato. Tenga en cuenta que muchas veces, durante la evolución del reflujo, el paciente puede dejar de tener síntomas, creyendo que el problema ha desaparecido. Sin embargo, podría deberse simplemente a una desensibilización de la mucosa del esófago, por la propia irritación crónica y realmente continuar con el proceso degenerativo. Por ello, una vez conocida y diagnosticada la patología, las revisiones son imprescindibles.

En todo este proceso, la medidas higiénico – dietéticas juegan un papel fundamental (qué y cómo debo de comer).

¿Qué es la hernia de hiato?

La hernia de hiato (HH) es una patología que afecta a más del 20% de la población adulta. En pacientes con obesidad, la proporción puede llegar al 50%, siendo esta una de las causas de nuestra larga experiencia en esta patología.

La HH se produce cuando la parte superior del estómago sobrepasa el diafragma por una apertura natural, denominada hiato. El hiato se dilata y abre, mas frecuentemente por obesidad y en menor frecuencia por causas profesionales (cantantes, sopladores, intérpretes de instrumentos de viento), o por simple tendencia genética (puede existir agregación familiar).

Hernia de hiato

¿Por qué se produce reflujo desde el estómago al esófago?

Debido al desplazamiento del estómago hacia el tórax, la válvula que se ocupa de cerrar el paso del esófago al estómago pasa de estar alojada en el abdomen (donde la presión era positiva), a estar alojada en el tórax (donde la presión es negativa), y deja de funcionar correctamente: el contenido del estómago, si es excesivo, o si nos agachamos o nos acostamos, sube al esófago, y debido a su acidez causa daño en el mismo.

Muchas veces el reflujo puede ser asintomático. Sin embargo, lo más probable es que produzca sensación de ardor debajo del pecho, irritación de la garganta con tos seca y rara vez sensación de “parón del bocado en la boca del estómago” (la comida se para antes de llegar al estómago).

¿Cuáles son las medidas higiénico-dietéticas?

Es importante seguir estas recomendaciones generales:

  • Evitar la ingesta de grandes comidas (mejor comidas menos cuantiosas y más frecuentes)
  • No debe acostarse hasta que pasen 2 horas desde la finalización de la comida; puede descansar si lo desea recostándose en un sillón.
  • En general debe conseguir una inclinación en la cama, de forma que la cabecera esté unos 20 cm más alta que los pies. Además, debe utilizar almohada alta y mas bien dura.
  • Debe evitar, en la medida de lo posible, aquellos alimentos y métodos de cocinado que el paciente identifique que le producen reflujo. Los más frecuentes son los alimentos fritos, los aceites fritos en general y el chocolate.
  • Además, debe evitar los irritantes gástricos, como los picantes o el tabaco, porque aumentan la secreción de ácido, y con ello, el riesgo de reflujo
  • Vea más abajo en nuestra infografía, el listado de alimentos recomendados y no recomendados

¿Cuándo se debe realizar una operación por Reflujo Gastroesofágico o de Hernia de Hiato?

Una hernia de hiato mayor de 4 cm, asociada a reflujo, debe programarse directamente para una operación. Esto se debe a que siempre van a más, incrementando el tamaño y deteriorando cada vez más la anatomía del hiato, y dificultando los resultados futuros de una operación.

Las hernia pequeñas tipo I, asintomáticas, o los reflujos gastro-esofágicos que se controlan bien con dieta y medicación, sin daño esofágico progresivo en la gastroscopia, puede evitarse la cirugía.

En todas las demás circunstancias, lo más adecuado es programar una operación antireflujo, que debe realizarse por laparoscopia y por un equipo con experiencia en el manejo de esta patología.

La técnica más utilizada en la actualidad es la Reparación del Hiato + Funduplicatura tipo Nissen. En nuestra Clínica lo realizamos mediante laparoscopia y anestesia mini-invasivas, mínimas molestias postoperatorias y con una rápida recuperación postoperatoria: Alta hospitalaria en 24 horas y vida laboral normal en 5-7 días.

En la siguiente infografía veremos cómo deben ser las pautas de alimentación, cuáles son los alimentos recomendados y cuales los que deberemos limitar o evitar en la hernia de hiato.

Hernia de hiato

Tratamientos
Información
Contacto
Consulta Virtual

Contacto

CLINICA OBÉSITAS
Avda. de Tamarindos 23, bajo
46015 Valencia · España

TEL. +34 963 470 535
Horario: de Lunes a Viernes
de 10-14h y de 16-20h.

Clínica tratamiento obesidad

Puedes seguirnos en:

Suscríbase a nuestra revista online:

Acepto la Política de privacidad

Compartir